Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La tercera ola y el lento progreso en la vacunación amenazan el crecimiento

Publicado el 28/01/2021

Descargar documento completopdf

El entusiasmo que levantó en noviembre la llegada de la vacuna se ha ido diluyendo a medida que se han puesto de manifiesto los problemas para su distribución en Europa y la virulencia de la tercera ola de la pandemia. Los indicadores de confianza reflejan este deterioro del escenario al registrar nuevas caídas en enero y alertan de la creciente probabilidad de que el PIB vuelva a retroceder en la eurozona en el 1T21, alejando el inicio de la recuperación en la región. De hecho, según las últimas estimaciones del FMI, la eurozona seguirá todavía en 2022 por debajo de su nivel pre-Covid.

Los principales indicadores de confianza registraron caídas en enero, más o menos pronunciadas. En la mayoría de los casos, se explican por el notable deterioro que presenta el sector servicios, el gran perjudicado por las estrictas medidas impuestas en la mayoría de los países para tratar de contener el avance imparable de la tercera ola. La confianza en el sector manufacturero sigue aguantando, pero no evita un deterioro adicional en la percepción del conjunto de la economía.

De hecho, el IDC Markit cayó en enero en Alemania (50,8 vs 52,0), Francia (47,0 vs 49,5) y la UEM (47,5 vs 49,1), siendo en todos los casos el responsable de la caída el sector servicios, que se mantiene en valores compatibles con una clara caída de la actividad en el sector, elevando el riesgo de un nuevo retroceso del PIB en el 1T21. Por su parte, el Ifo alemán cayó en enero más de lo esperado (90,1 vs 92,2), no sólo por el mayor pesimismo acerca de la situación actual de la economía (89,2 vs 91,3), sino también por las mayores cautelas sobre su futura evolución (91,1 vs 93,0). Destacan, negativamente, el fuerte deterioro de la confianza en el sector servicios y en el comercio (en mínimos desde el fin de restricciones en mayo).

También el Índice de Sentimiento Económico (ISE), elaborado por la Comisión Europea incide en la delicada situación que atravesará la economía en los próximos meses. En enero, el ISE cayó levemente en la UEM (91,5 vs 92,4), registrándose las caídas más acusadas en Alemania (92,8 vs 95,1) y Francia (90,4 vs 93,0); mientras que sorprende la mejora en Italia (90,2 vs 89,8) y, sobre todo, España (93,9 vs 91,5).

Por sectores, sólo logra mejorar, pero muy tímidamente, la confianza en la industria, en dónde se espera un modesto aumento de la producción en los próximos meses, gracias a cierta mejora en los pedidos, aunque las exportaciones aún seguirán siendo débiles (los encuestados que apuntan a nuevas caídas superan en 24 puntos a los que apuestan por un aumento). Por su parte, la confianza en el sector servicios cae modestamente, sobre todo por el deterioro de expectativas que afronta el sector en Alemania y España. El sector reconoce que los últimos tres meses han sido nefastos (los que reconocen caídas en su actividad superan en más de 20 puntos, a los que declaran una mejoría) y confían en que la actividad pueda estabilizarse en el corto plazo (los que anticipan nuevas caídas todavía superan en más de 7 puntos a los que ven que la situación irá a mejor). En este contexto, la confianza del consumidor cae de nuevo, afectada por el deterioro de su situación financiera en los últimos 12 meses (la diferencia entre los que declaran estar peor y los que reconocen una mejora se amplía hasta 11,7 puntos) y por el temor de que este deterioro persista otro año más. Parte de esta situación se explica por la percepción que las familias tienen acerca de la evolución del mercado de trabajo: casi la mitad apuesta por un aumento del desempleo a lo largo de próximo año. Estos temores, sumado a las fuertes restricciones impuestas para frenar la pandemia están condicionando sus decisiones de compra: las familias que declaran que no están haciendo grandes compras a día de hoy supera en más de 24 puntos a las que sí lo hacen; esta diferencia se sitúa todavía en más de 16 puntos si se considera su intención de compras a un año. Además, la intención de ahorro para los doce próximos meses sigue siendo en enero la segunda más elevada, tras el máximo histórico de diciembre; por tanto, se enfrían las expectativas acerca de que la mayor parte del ahorro acumulado a lo largo de 2020 se vaya a transformar rápidamente en un mayor consumo.

En consecuencia, cada vez resulta más probable que la actividad económica inicie 2021 con una nueva caía, ya que la tercera ola está forzando la adopción de medidas muy restrictivas y la campaña de vacunación apenas ha empezado y ya se enfrenta a importantes retos. El más destacado es la falta de suministros en las vacunas, que podría prolongarse, al menos, durante las próximas 10 semanas, según las estimaciones provisionales del gobierno alemán. El último episodio ha sido la falta de suministros de las vacunas de AstraZeneca por problemas en una de sus plantas europeas; en consecuencia, solo podrá suministrar a lo largo del 1T21 la cuarta parte de las dosis acordadas con la UE. La UE denuncia que la compañía está desviando estas vacunas a aquellos países que están pagando más por ellas (con Reino Unido en el punto de mira), por lo que exige que se hagan públicas las exportaciones de la compañía y que el descenso de la producción de la planta europea se compense con mayor producción de la planta instalada en Reino Unido.

Lo que parece claro, es que va a ser muy difícil cumplir con el objetivo de que el 70% de los adultos europeos esté vacunado para este verano, lo que limitará la eficacia del impulso que se puede lograr gracias al Fondo de Recuperación, que se espera que empiece a distribuirse después del verano.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.