Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La mejora en la confianza se refuerza en junio

Publicado el 24/06/2020

Descargar documento completopdf

Las encuestas de confianza registran una notable mejora en junio, señal del optimismo con que se está recibiendo el levantamiento de buena parte de las restricciones a la actividad en la mayoría de países europeos, incluyendo las relativas a la movilidad entre países. Sin embargo, la pandemia dista de estar controlada: la magnitud del rebrote en una región de Alemania ha obligado a decretar, de nuevo, el confinamiento para una población de más de 360.000 personas. Estos episodios alertan de la fragilidad de la situación y del riesgo de que haya que dar marcha atrás en el levantamiento de algunas de las medidas adoptadas.

En Alemania, la mejoría de la confianza de los agentes en junio es generalizada y apunta a que lo peor de la situación ya se ha dejado atrás. Así, el Ifo registra una nueva subida, hasta casi los niveles previos a la irrupción del Covid (+6,5 puntos, hasta 86,2). En esta línea apunta también el aumento del IDC Markit: en junio anota una nueva subida (-13,5 puntos, hasta 45,8), gracias tanto a manufacturas (+8 puntos, hasta 44,6) y, sobre todo, a servicios (+13,2 puntos, hasta 44,6). En todos los casos, el IDC Markit se mantiene en niveles compatibles con nuevas caídas de la actividad, si bien modestas, frente a la magnitud de los dos meses previos. También el IDC Markit en Francia anota una significativa mejoría (+19,2 puntos, hasta 51,3), gracias tanto a manufacturas (+11,5, hasta 52,1) como en servicios (+19,2, hasta 50,3). El comportamiento del IDC Markit en Alemania y Francia se replica en el agregado de la UEM: el índice total sube con fuerza (+15,6 puntos, hasta 47,5), gracias a manufacturas (+7,5 puntos, hasta 46,9) y, sobre todo, a servicios (+16,8 puntos, hasta 47,3).

En cualquier caso, más allá de que los niveles de las encuestas superen o no los umbrales tradicionales asociados a expansión, lo importante es el cambio positivo en la señal cíclica que se observa de forma generalizada: las encuestas son más útiles para anticipar cambios de tendencias que para estimar tasas de crecimiento del PIB, especialmente en momentos de gran incertidumbre, como los actuales. Por tanto, la evolución de los primeros indicadores de confianza de junio apunta a que lo peor de la crisis ya ha quedado atrás e incluso es factible esperar crecimientos positivos en algunos ámbitos de actividad en el corto plazo.

Sin embargo, la recuperación parte de niveles de actividad muy bajos y el rebrote de la enfermedad en una región de Alemania y la necesidad de confinar a unas 360.000 personas alertan de la elevada probabilidad de tener que revertir alguna de las medidas de apertura en curso. Estamos todavía en una etapa intermedia del shock pandémico y el verdadero final de la crisis vendrá cuando se disponga de una vacuna o el virus desaparezca. Por el momento, el escenario sigue siendo extraordinariamente incierto y será la evolución de la pandemia la que marque el ritmo de la recuperación en los próximos meses. Para tratar de paliar el impacto de Covid-19 en la economía y evitar mayores daños a largo plazo, la UE sigue debatiendo los detalles del fondo de rescate europeo y la próxima cita clave será el 17 de julio.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal