Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La inflación subyacente no termina de remontar

Publicado el 30/11/2018

Descargar documento completopdf

El abaratamiento de la energía y de los servicios explica la caída de la inflación general. Además, sigue resultando llamativa las dificultades de la inflación subyacente para subir de forma sostenida. En cualquier caso, esta ausencia de presiones inflacionista no alterará los planes del BCE para cerrar el QE a finales de diciembre.

Según datos preliminares, en noviembre la inflación general cayó dos décimas hasta el 2,0%, en línea con lo estimado, mientras que la subyacente ha sorprendido al descender una décima hasta el 1,0%. Por componentes, se observa un menor ritmo de crecimiento interanual en la mayor parte de ellos.

En concreto, y en línea con lo que anticipábamos, la inflación en energía cae (9,1% vs 10,7%), consecuencia del descenso acumulado por los precios del crudo desde comienzos de octubre (más de un 26% el barril de Brent, en euros). Con todo, sigue siendo el componente más inflacionista dentro del IPC: explica casi el 45% de la inflación general, pese a tener un peso inferior al 10% en el índice total.

Respecto a la inflación en servicios, ha caído algo más de lo que estimábamos: 0,2 p.p. hasta el 1,3%, alejándose todavía más de su media de largo plazo. Esta falta de empuje en servicios explica que la inflación subyacente haya caído 0,1 p.p., hasta el 1,0% (confiábamos en que pudiera mantenerse en el 1,1%), confirmando, un mes más, la ausencia de presiones inflacionistas relevantes, más allá de las que ejercen las partidas más volátiles. Esta situación no parece corresponderse con una economía que lleva cuatro años creciendo por encima del potencial, en la que el mercado de trabajo muestra un notable dinamismo y el crecimiento interanual de los salarios nominales está superando a la inflación de forma continua desde 2016 (en casi 1 p.p. en media del periodo).

Entre las grandes economías que han publicado el dato, la inflación general ha caído de forma bastante generalizada: en Alemania, - 0,2 p.p., hasta 2,2%; en Francia, -0,3 p.p., hasta 2,2%; y, en España, -0,5 p.p., hasta 1,7%. La excepción es Italia, donde la inflación se mantiene en el 1,7%.

Tras el dato, apenas modificamos el escenario de inflación y anticipamos que la general se mantendría en torno al 2,0%, al menos, hasta el 2T18, aunque no puede descartarse alguna caída puntual.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal