Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

UEM / La inflación subyacente cae a mínimos de más de un año

Publicado el 03/05/2018

Descargar documento completopdf

La inflación ha vuelto a situarse en abril por debajo de lo esperado lo que pone en riesgo nuestras previsiones de que el BCE suba el tipo de depósito en diciembre de este año.

Según datos preliminares, la inflación general cayó en abril una décima hasta el 1,2%, si bien la mayor sorpresa vino de la mano de la subyacente, que cae 0,3 p.p. hasta 0,7% y vuelve a mínimos desde marzo del pasado año.

Por componentes, se observa que son las partidas más volátiles las que sostienen la inflación general: los precios de los alimentos vuelven a subir significativamente (2,5% vs 2,1%), al igual que los de la energía (2,5% vs 2,0%). Sin embargo, el "efecto rebote", tras la finalización de las vacaciones de Semana ha sido más pronunciado de lo esperado: la inflación en servicios cae 0,5 p.p. hasta el 1,0%, más que compensando el efecto al alza de la Semana Santa, lo que explica el significativo descenso de la inflación subyacente.

Entre las economías que han publicado el dato, el comportamiento ha sido dispar: la inflación logra subir en Francia (+0,1 p.p., hasta 1,8%), mientras que cae en Alemania (-0,1 p.p. hasta 1,4%), España (-0,2 p.p., hasta 1,1%) y, sobre todo, en Italia (-0,3 p.p., hasta 0,6%), donde el diferencial negativo de inflación con la UEM es el más abultado de los últimos 14 meses.  

Resulta sorprendente la resistencia de la inflación subyacente a subir y a mantenerse anclada en valores claramente por debajo de su media de largo plazo (en torno al 1,5%). Dado que el dato de abril ha sido 0,2 p.p. inferior a nuestra previsión, revisamos ligeramente a la baja las previsiones de la inflación subyacente para los próximos meses (1,1% estimado a diciembre). No parece que las tensiones que comienzan a detectarse en el mercado de trabajo y las subidas que han comenzado a mostrar los salarios, sobre todo en Alemania, estén trasladándose a los precios finales.

A pesar de las continuas sorpresas a la baja de la inflación subyacente, la Comisión Europea en su Informe de Primavera sigue mostrándose confiado en que estos factores terminarán afectando al alza a los precios finales y anticipa una subida para la inflación general hasta el 1,7% en el 3T18 (no presenta previsiones para el componente subyacente). Nuestro escenario coincide, básicamente, con el presentado por la CE, si bien la senda que contemplamos es algo más suave, dado que no vemos una subida clara de la inflación subyacente hasta después del verano. Esta falta de dirección al alza clara de la inflación subyacente es el principal factor que pone en riesgo nuestras previsiones de que el BCE suba el tipo de la facilidad de depósito en diciembre, hasta el -0,25% desde el -0,40%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal