Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

UEM / La inflación se acerca al objetivo por el empuje de energía

Publicado el 31/01/2017

Descargar documento completopdf

La inflación de la UEM se sitúa por encima de lo esperado en enero impulsada por las partidas más volátiles y alcanza máximos de casi cuatro años. Entre las grandes economías, el aumento de la inflación ha sido generalizado y, especialmente intensa, en Francia y España.


Según datos preliminares, la inflación de enero superó las expectativas al situarse en el 1,8% (1,1% anterior), máximo desde febrero 2013. La mayor parte de este repunte se explica por las partidas más volátiles. Por un lado, los alimentos frescos acusan el impacto de unas condiciones meteorológicas excepcionalmente adversas (3,3% vs 2,1%). Por otro, energía se confirma como el componente más inflacionista (8,1% vs 2,6%) y explica, por sí sola, casi el 45% del total de la inflación. Por su parte, la inflación subyacente se encuentra muy contenida y se mantiene estable en enero en el 0,9%, comportamiento que responde, sobre todo, a la evolución de la rúbrica de servicios: en enero cedió una décima hasta el 1,2% y lleva dentro del rango del 1,0%-1,5% desde 2014.  

Entre las grandes economías que han publicado dato, tan sólo en Alemania la subida de la inflación se situó ligeramente por debajo de lo esperado (1,9% vs 1,7% en diciembre), mientras que tanto en Francia (1,6% vs 0,8% en diciembre), como en España (3,0% vs 1,4% en diciembre) ha superado con mucho las expectativas.

El dato de enero obliga a revisar al alza el escenario de inflación, especialmente en el corto plazo: el shock energético seguirá intensificándose, impulsando la inflación hasta valores cercanos al 2,0% en los próximos meses. Durante el resto del año, lo más probable es que no se registren repuntes adicionales destacables y que oscile en un rango entre el 1,7%-2,0%, si el precio del crudo se mantiene en torno a las cotizaciones actuales (55 dólares el barril de Brent). Por el momento, el BCE considera que esta subida de la inflación hasta cerca de su objetivo no es sostenible (su estimación para 2018 se sitúa por debajo de su objetivo), dado que se explica exclusivamente por energía.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal