Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La inflación permanece estable en torno al 1,0%

Publicado el 02/09/2019

Descargar documento completopdf

La inflación apenas ofrece señales alcistas y, tanto general como subyacente, permanecen contenidas en torno al 1,0% a finales del verano, lo que abona el terreno para que el BCE introduzca una mayor relajación de su política monetaria en septiembre.

La inflación se mantuvo estable en el 1,0% en agosto y la subyacente (excluyendo energía, alimentos, alcohol y tabaco) permaneció también en el 0,9% por segundo mes consecutivo, dejando atrás los meses de volatilidad (asociada al impacto de la Semana Santa).

Lo más relevante del dato de agosto ha sido el descenso en la energía, la principal partida desinflacionista: cayó un 0,6% interanual y restó una décima a la inflación general (por primera vez en negativo desde finales de 2016). Esto se explica por el descenso en el precio del barril de Brent, que se encuentra más de un 20% por debajo de sus registros en agosto de 2018. El repunte en la partida de alimentos, alcohol y tabaco (2,1% vs 1,9%), la partida más inflacionista del mes de agosto, compensó el descenso de la energía y permitió a la inflación general mantenerse estable en el 1,0%.

Entre el resto de partidas, no se observan grandes cambios respecto al mes anterior: bienes no energéticos se mantuvo creciendo al 0,4% interanual; mientras que servicios aumentó levemente por encima del mes anterior (1,4% vs 1,3%) y parece dejar atrás la volatilidad de los meses afectados por estacionalidad por Semana Santa (marzo-mayo).

Tanto el dato de IPC de agosto como el precio del petróleo (el precio del Brent ha permanecido estable por debajo de los 60$) se han ajustado a las expectativas, por lo que mantenemos sin cambios nuestro escenario de inflación: la partida de energía restará levemente a la general en el corto plazo (esperamos que se mantenga en torno al 1,0%), pero sumará a finales de año (la general repuntará hacia el 1,4%-1,5%).

Este contexto de inflación ampliamente contenida y decepción entre los principales indicadores de actividad de la región (sobre todo, en Alemania) deja el terreno aún más favorable para que el BCE actúe en su próxima reunión de septiembre: lo más probable es que baje 10 pb la Facilidad de Depósito, reabra el programa de compra de activos, con un volumen esperado de unos 30.000 millones mensuales, y adopte alguna medida para compensar parte del impacto de los tipos de interés negativos sobre la entidades financieras.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal