Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

UEM / La inflación desciende levemente en diciembre

Publicado el 05/01/2018

Descargar documento completopdf

La inflación sigue mostrándose muy estable y sin presiones alcistas relevantes. De hecho, la subyacente permanece en el 0,9% por tercer mes consecutivo, a pesar del fuerte dinamismo del conjunto de la economía.

La inflación descendió levemente en diciembre (1,4% según el dato preliminar vs 1,5%), pero sigue mostrando un comportamiento especialmente estable, teniendo en cuenta que se ha mantenido en el estrecho rango 1,4%-1,5% desde el mes de agosto. De confirmarse el dato preliminar, la inflación cerraría el año en el 1,5% en media, el mayor registro desde 2012.

El descenso de diciembre se explica, casi exclusivamente, por el descenso en las partidas más volátiles, sobre todo, por energía: 3,0% interanual frente a 4,7%, de tal manera que pasó de aportar 0,4 p.p. a la interanual total a sumar ahora 0,3 p.p. en diciembre. Cabe señalar que la mayor parte del aumento de la inflación a lo largo de 2017 se debió a la partida de energía, que aumentó un 4,9% en media del año, después de haber permanecido en negativo entre 2014-16.

La inflación subyacente (excluye alimentos, alcohol y tabaco) se mantuvo estable en el 0,9% por tercer mes consecutivo y siguen sin percibirse señales alcistas significativas en el corto plazo. De hecho, la tasa trimestral ha pasado del 1,2% interanual del 3T17 al 0,9% (preliminar) actual. Detrás de estas bajas tasas se encuentran las partidas de servicios, que ha pasado del 1,6% interanual de mediados de año al 1,2% en que ha permanecido entre octubre y diciembre.

Entre economías, la inflación general ha descendido de forma generalizada, siendo especialmente notable el caso de España (1,3% vs 1,8%), al que le siguen, en mucha menor medida Alemania (1,6% vs 1,8%) e Italia (1,0% vs 1,1%). La excepción la pone Francia (1,3% vs 1,2%).

En balance, el registro de diciembre se encuentra ampliamente dentro de lo esperado. Bajo el supuesto de que el escenario energético no varíe significativamente, mantenemos sin cambios nuestras previsiones en el corto plazo: esperamos que la inflación general descienda en el 1T18 por el efecto base de la energía y la fortaleza del euro hasta ritmos del 1,1%-1,2%, pero aumentará posteriormente para cerrar 2018 en torno al 1,5%. Mientras tanto, el dinamismo de la economía debería seguir presionando al alza a la inflación subyacente, por lo que seguimos pensando que adoptará una tendencia de gradual aumento a lo largo de 2018, para cerrar el año en torno al 1,2%-1,4%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal