Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La industria no levanta cabeza

Publicado el 27/09/2019

Descargar documento completopdf

La confianza de los agentes, medida por el ISE de la Comisión Europa, cayó en septiembre debido, fundamentalmente, al notable deterioro del sentimiento en la industria, el sector más afectado por las consecuencias del proteccionismo comercial y la desaceleración global.

El Índice de Sentimiento Económico (ISE) de la Comisión Europea cayó en septiembre hasta mínimos desde enero de 2015 (101,7 vs 103,1), descenso que se explica, prácticamente, por el nuevo retroceso de la confianza en la industria, que marca mínimos de más de seis años. Por el contrario, la confianza de los consumidores y del sector servicios remonta tímidamente y se mantiene en niveles expansivos, aunque también pierden empuje en el último trimestre. En balance, la recesión por la que atraviesa la industria (el 18% del PIB), se verá compensada por la evolución del resto de sectores (casi un 80% del PIB), lo que anticipa que la UEM crecerá a ritmos positivos en los que resta de año, pero bastante modestos (0,1%-0,2%, trimestral)

Entre los grandes países, la caída del ISE es generalizada si bien vuelve a destacar negativamente Alemania, donde desciende a niveles mínimos desde mayo de 2013 (99,4 vs 100,6). Como en meses anteriores, este resultado se explica por el notable deterioro de la confianza de su sector industrial, en mínimos de siete años. De hecho, la importancia de la industria dentro de la economía alemana (pesa más de un 23% del PIB) eleva significativamente el riesgo de que Alemania se estanque, o, incluso, entre en recesión.

Francia sigue destacando positivamente, ya que el descenso del ISE es el menos pronunciado entre las tres grandes economías (103,9 vs 104,1) y se sitúa en niveles por encima de los de la UEM, Alemania e Italia. En esta última, el ISE volvió a descender (99,9 vs 100,7), pero resulta llamativo que, por tercer mes consecutivo, se sitúa por encima de Alemania.

En balance, el mensaje que transmite la evolución del ISE es similar al mostrado por otros indicadores de confianza, señalando un crecimiento de la UEM positivo, pero muy modesto, lastrado en gran medida por la debilidad de Alemania, una de las economías más vulnerables en el actual contexto (guerra comercial, Brexit y amenazas sobre el sector industrial).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal