Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La economía pierde empuje

Publicado el 31/07/2019

Descargar documento completopdf

Según datos preliminares del PIB, la economía de la UEM se enfrió en el 2T19, comportamiento que se replicó en los grandes países de la región. Además, no parece factible que se produzca un repunte significativo de la actividad en los trimestres posteriores, en línea con el descenso que viene mostrando el Índice de Sentimiento Económico elaborado por la Comisión.

Según datos preliminares, el PIB de la UEM redujo su crecimiento trimestral a la mitad (0,2% vs 0,4%), situando su avance interanual en el 1,1%, mínimo desde el 4T13. Entre los grandes países que han publicado el dato, se observa que esta tendencia de enfriamiento es general.

Francia moderó una décima su ritmo de crecimiento en el 2T19, hasta el 0,2%, pero el análisis por componentes ofrece una lectura bastante positiva. La demanda interna, sin inventarios, creció una décima más que en el trimestre previo (0,4% vs 0,3%), gracias al impulso de la inversión en capital fijo (0,9% vs 0,5%) y a la resistencia del consumo de las familias (0,2% vs 0,4%) y de las exportaciones (vuelven a crecer un 0,2%). Por su parte, Italia no aleja el fantasma de la recesión (0,0% vs 0,1%) y tanto la demanda interna como la externa se estancaron (el instituto de estadística comenta las tendencias, pero sin cuantificar).

Alemania no publicará el dato del 2T19 hasta el 14 de agosto, pero la debilidad de los datos de industria y de sector exterior anticipa un freno sustancial del crecimiento en el 2T19. Así, conocidos los datos para Francia, Italia y España (0,5% vs 0,7%), el crecimiento de la UEM es compatible con un aumento del PIB alemán en torno al 0,1% en el 2T19.

Es bastante factible que el enfriamiento económico de la región se mantenga en los próximos meses, tal y como apunta el Índice de Sentimiento Económico (ISE) de la CE. En julio, el ISE para la UEM cayó hasta mínimos de marzo de 2016 (102,7 vs 103,3), debido al fuerte descenso en Alemania (100,2 vs 102,6), hasta mínimos de casi seis años, situándose, además, por debajo de Francia (se mantuvo en el 104,1) e Italia (101,6 vs 100,2). Este deterioro de la confianza de los agentes es especialmente acentuado en la industria, muy expuesta a los efectos de la guerra arancelaria en curso, al impacto de la desaceleración global y al aumento de la incertidumbre que rodea al Brexit.

Por el momento, mantenemos sin cambios el crecimiento previsto en 2019, tanto en la UEM (1,1%), como en Francia (1,1%) e Italia (0,1%), pero los riesgos para estas previsiones se concentran a la baja.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal