Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La economía decepciona al final de año

Publicado el 31/01/2020

Descargar documento completopdf

El crecimiento de la UEM ha decepcionado en el 4T19 al reducirse hasta el 0,1%, debido a la inesperada caída de la actividad en dos de las grandes economías. No obstante, lo más probable es que este parón sea puntual y esperamos que la UEM recupere tasas de crecimiento en torno al 0,3% en la primera mitad del año, tal y como anticipa la mejora mostrada la confianza de los agentes en los últimos meses..

Según datos preliminares, el PIB de la UEM creció en el 4T19 menos de lo esperado (0,1% vs 0,3% en el 3T19), situando el avance en el conjunto de 2019 en un 1,2%, mínimo en seis años. Buena parte de este debilitamiento a final de año se explica por la caída del PIB en Francia e Italia.

Francia ha decepcionado al caer un 0,1% en el 4T19, que ensombrece la favorable y positiva evolución seguida el resto del año y que ha permitido al país crecer un 1,2% en 2019, el mayor ritmo de entre las grandes economías. No obstante, el mal resultado del 4T19 se debe, en gran medida, al impacto de las protestas y las huelgas por la reforma de las pensiones públicas que vienen produciéndose desde octubre. Esto explica la ralentización del consumo privado (0,2% vs 0,4%) y de la inversión en capital fijo (0,3% vs 1,2%), al tiempo que ha intensificado la desacumulación de inventarios, que restan 0,4 p.p. al avance de la economía, frente a -0,1 p.p. que supuso el trimestre previo. Por tanto, es factible que, una vez que las protestas en Francia sigan perdiendo intensidad, la actividad vuelva a la normalidad y en el 1T20 se compense el mal resultado del 4T19. De este modo, confiamos en que el crecimiento medio en primera mitad del año se sitúe cerca del 0,3%.

Por su parte, el PIB en Italia registró un inesperado retroceso del 0,3% que, a diferencia de Francia, no se puede achacar a factores puntuales y hace resurgir el fantasma de la recesión, tras dos trimestres creciendo apenas un 0,1%. Este débil final de año se explica por la caída de la demanda interna, mientras que la demanda externa tuvo una aportación positiva (el instituto de estadística comenta las tendencias, pero sin cuantificar). En balance, el crecimiento en 2019 fue de apenas un 0,2%, según el Instituto de Estadística.

Alemania no publicará el dato del 4T19 hasta el 14 de febrero, pero el 0,6% anunciado para el conjunto de 2019 es consistente con un avance del 0,1% en el 4T19.

No obstante, el freno de la UEM es puntual y, salvo que se intensifique el shock por la epidemia del coronavirus, es previsible que se recuperen tasas en torno al 0,3% en los próximos trimestres en la UEM y en Francia, tal y como anticipa la mejora mostrada por la confianza de los agentes. Por tanto, mantenemos sin cambios el crecimiento previsto en 2020 para la UEM en el 1,1% y para Francia en el 0,9%; pero para Italia revisamos a la baja la previsión de 2020, hasta el 0,1%, desde el 0,4% inicial. En todos los casos, los riesgos para estas previsiones son a la baja: ha aparecido un nuevo shock negativo por el coronavirus en China; sigue en el aire la posibilidad de que EEUU aplique aranceles a la importación de coches; y todavía no se sabe en qué términos serán las futuras relaciones entre Reino Unido y la UE, una vez consumado el Brexit.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal