Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La confianza mejora a medida que se relajan restricciones

Publicado el 21/05/2020

Descargar documento completopdf

Las encuestas de confianza IDC Markit registran en mayo una significativa mejora en respuesta al levantamiento progresivo en la mayoría de los países europeos de las restricciones impuestas por el Covid-19. Pese a ello, la confianza de los empresarios sigue en niveles compatibles con caídas abultadas de la actividad, que podrían llevar al PIB a retroceder en el 2T20 en torno al 15% trimestral en la UEM. No obstante, es de esperar que, en el corto plazo, la confianza de los empresarios siga mejorando a medida que se vaya avanzando en el proceso de “vuelta al a normalidad”.

El IDC Markit para Alemania aumentó en mayo, hasta un nivel de 31,4 desde el 17,4 anterior, resultado que se explica por la significativa recuperación de la confianza en el sector servicios, que casi logra compensar el desplome del mes previo (31,4 vs 16,2), mientras que en manufacturas la mejora es poco significativa (36,8 vs 34,5). Esta recuperación en el ánimo de los empresarios se suma al mayor optimismo que vienen mostrando los inversores, los primeros en reaccionar positivamente a las primeras medidas de desescalada aplicadas: en mayo, el ZEW subió hasta 51,1, desde el 28,2 anterior, máximo en casi cinco años. También en Francia el IDC Markit se aleja de los mínimos de abril y en mayo registra una notable mejora (30,5 vs 11,1), gracias a la recuperación en la confianza del sector servicios (29,4 vs 10,2) y, en menor medida, en manufacturas (40,3 vs 31,5).

El comportamiento del índice en Alemania y Francia se replica para la UEM: el agregado sube con fuerza (30,5 vs 13,6), impulsado principalmente por el sector servicios (28,7 vs 12,0), al tiempo que la recuperación en manufacturas es bastante más modesta (39,5 vs 33,4).

La recuperación que empiezan a mostrar los indicadores de confianza empresarial refleja el alivio que supone el inicio del levantamiento de las restricciones, sobre todo, en el sector servicios, el gran afectado por la pandemia. Sin embargo, los pasos hacia una "vuelta a la normalidad" no han hecho más que empezar y en cada país siguen su propio calendario, en función de la evolución de la pandemia y de su capacidad de respuesta ante un posible rebrote de la enfermedad. Este descompás en la desescalada supone un reto a la hora de encontrar soluciones que permitan salvar la campaña de verano y sostener al sector turístico. La CE dio luz verde a un plan para reactivar el turismo (sector que supone casi 10% del PIB y el 12% del empleo en la UE) en el que, entre otros, se definió un protocolo de actuación común para restaurar la libre circulación de personas asegurando la seguridad de los viajeros y trabajadores. Sin embargo, la incertidumbre acerca de cómo evolucionará el conjunto de la economía en los próximos meses sigue siendo inusualmente elevada, ya que la vuelta a la normalidad no está sujeta a plazos conocidos, sino que estarán determinados por cómo evolucione la pandemia. Para tratar de paliar los efectos de la pandemia sobre la economía, en el medio plazo, Alemania y Francia llegaron a un acuerdo para diseñar un "Fondo de Reconstrucción" europeo, dotado de 500.000 millones de euros, propuesta que deberá ser debatida por la CE el próximo 27 de mayo.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal