Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La confianza empresarial no logra remontar

Publicado el 26/11/2018

Descargar documento completopdf

Los últimos indicadores de confianza volvieron a caer en noviembre, aumentando los temores de que el “efecto rebote” en el 4T18 sea más modesto de lo inicialmente esperado, sobre todo, en Alemania.

En Alemania, la confianza empresarial medida por el Ifo cayó en noviembre por tercer mes consecutivo, hasta mínimos desde marzo de 2017 (102,0 vs 102,9), debido tanto al componente de condiciones actuales (105,4 vs 106,1), como al de expectativas (98,7 vs 99,7). El deterioro de la confianza es generalizado por sectores, destacando negativamente manufacturas, que encadena diez meses de caídas y marca mínimos desde enero de 2017. El IDC Markit también cayó significativamente, hasta mínimos desde diciembre de 2015 (52,2 vs 53,4 en octubre), no sólo por el nuevo retroceso de la confianza en manufacturas hasta mínimos desde marzo de 2016 (51,6 vs 52,2, acumulando en el año una caída de casi 12 puntos), sino por el notable deterioro que vuelve a registrar la confianza en el sector servicios (53,3 vs 54,7) que en dos meses registra la caída más abultada desde el verano de 2011. Tampoco la confianza del inversor logra remontar: las fuertes caídas acumuladas por la bolsa alemana (desde agosto pierde más de un 13%) han llevado al ZEW a situarse en noviembre en mínimos desde agosto de 2012.

En Francia, el IDC Markit cayó (54,0 vs 54,1) aunque con bastante menos intensidad que su homólogo alemán y, su nivel es, por segundo mes consecutivo, también superior. El resultado de noviembre se explica, tanto por el menor optimismo en el sector manufacturas (50,7 vs 51,2), como en servicios (55,0 vs 55,3). En balance, el IDCE Markit cae en la UEM hasta mínimos desde diciembre de 2014 (52,4 vs 53,1 en octubre), tanto por manufacturas (51,5 vs 52,0) como por servicios (53,1 vs 53,7).

Todos los indicadores de confianza coinciden en mostrar un significativo deterioro en manufacturas, sobre todo, en el Alemania. Sin embargo, lo más preocupante es que la confianza en el sector servicios comienza a debilitarse, lo que puede ser una señal de enfriamiento de la demanda interna. Los niveles en los que se sitúa la confianza de los agentes en Alemania son claramente compatibles con una vuelta a tasas de crecimiento positivas en el 4T18, tras el decepcionante -0,2% del 3T18, pero su tendencia a la baja arroja dudas acerca de la intensidad de este "rebote". Por su parte, en Francia es factible confiar en que se podría mantener un ritmo de crecimiento en torno al 0,4% en el 4T18, pero, de nuevo, los riesgos son a la baja. En consecuencia, todavía es probable que el PIB de la UEM alcance un ritmo de crecimiento en torno al 0,4% en el 4T18, tras el magro 0,2% anterior, pero la incertidumbre que sigue rodeando al proceso del Brexit, la posible apertura de un Procedimiento por Déficit Excesivo a Italia y el escenario de proteccionismo global actual, introducen importantes riesgos a la baja para el escenario de corto y medio plazo.  

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal