Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / La confianza de los agentes volvió a caer en diciembre

Publicado el 08/01/2019

Descargar documento completopdf

El Índice de Sentimiento Económico (ISE) de la Comisión Europea volvió a caer en diciembre y cierra el año en niveles mínimos desde enero de 2017. La caída es generalizada entre las grandes economías y aumenta los temores de que el repunte del crecimiento en el 4T18 sea bastante menos intenso de lo que se contemplaba hace unos meses.

El ISE para la UEM vuelve a caer en diciembre (107,3 vs 109,5), encadenando 12 meses consecutivos de caída, situación que no se producía desde la crisis de deuda soberana en 2011. Pese a esta evolución, el ISE se mantiene todavía en niveles compatibles con un ritmo de crecimiento trimestral del PIB en torno al 0,3%-0,4% en el 4T18, si bien aumentan los riesgos a la baja para los primeros compases de 2019.

Por países, destaca negativamente Francia (102,8 vs 104,8), en donde la confianza de los agentes acusa el impacto de las protestas de los "chalecos amarillos". En Italia, el indicador cayó por sexto mes consecutivo (104,5 vs 105,9) y sigue en niveles que parecen sobreestimar el momento real de la economía. También en Alemania la confianza cayó (109,9 vs 111,8), evolución que se encuentra en línea con la mostrada por los principales indicadores de confianza nacional (el Ifo anotó en diciembre la cuarta caída consecutiva hasta situarse en mínimos desde septiembre de 2016).

La evolución seguida por el ISE apunta a un escenario en el que Alemania volvería a liderar el ritmo de crecimiento, si bien cada vez son mayores las dudas acerca de que pueda recuperar una tasa de crecimiento en torno al 0,5%, tras caer un 0,2% en el 3T18. La situación tampoco pinta bien para Francia, en donde la crisis de los "chalecos amarillos", no sólo afectará negativamente al crecimiento del 4T18 (está en riesgo la previsión del 0,2%), sino que amenaza con seguir condicionando la evolución de la economía en los primeros meses de 2019. Por último, Italia seguirá siendo la gran rezagada, ya que registrará una de las menores tasas de crecimiento de la región (apenas un 0,1% en el 4T18, tras caer un 0,1% en el 3T18) y los problemas que sigue mostrado su sistema bancario seguirán lastrando las perspectivas de corto plazo: el BCE ha tomado el control de Banca Carige, mientras se buscan soluciones para reforzar su solvencia.

En balance, los niveles en los que se sitúa el ISE siguen siendo compatibles con un PIB creciendo a tasas trimestrales en torno al 0,3%-0,4% en el 4T18. Sin embargo, la clara tendencia a la baja mostrada durante todo el pasado año aumenta los riesgos a la baja para el escenario de la primera parte de 2019, aunque todavía se pueden esperar ritmos de crecimiento trimestral en torno al 0,3%-0,5%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal