Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / El desplome de la energía arrastra a la inflación

Publicado el 31/03/2020

Descargar documento completopdf

La inflación general cayó con fuerza en marzo, acusando, sobre todo, el notable retroceso del componente de energía, reflejo del fuerte ajuste que están sufriendo los precios del crudo por la parálisis de la actividad mundial forzada por el Covid-19. En el corto plazo seguirán dominando los riesgos a la baja, a consecuencia del importante shock negativo de demanda al estamos asistiendo.

Según datos preliminares de marzo, la inflación de la UEM retrocedió 0,5 p.p., hasta el 0,7%, mínimo desde octubre del pasado año. La subyacente, por su parte, cayó 0,2 p.p., hasta el 1,0%. El análisis por componentes revela que el fuerte descenso de la inflación general se explica, casi exclusivamente, por el sustancial descenso de la rúbrica de energía: -4,3%, desde el -0,3% anterior, por lo que pasa a restar 0,42 p.p. a la inflación de marzo (apenas quitó 0,03 p.p. en febrero). Por su parte, la inflación en servicios cae 0,3 p.p., hasta el 1,3%, reflejo del impacto que las medidas de cuarentena han tenido en sectores claves de servicios (comercio, ocio y restauración y turismo), caída que previsiblemente se intensificará en abril, dado que cada vez son más los países en la UEM que están endureciendo estas medidas de cuarentena y que la temporada de Semana Santa ya está perdida.

En las cuatro grandes economías, las caídas en la inflación de marzo han sido generalizadas, si bien de distinta magnitud: -0,9 p.p. en Francia, hasta 0,7%; -0,7 p.p., en España, hasta 0,2%; -0,4 p.p. en Alemania, hasta 1,3%; y -0,1 p.p. en Italia, hasta 0,1%;

Las previsiones de inflación para los próximos meses están sujetas a un grado de incertidumbre inusualmente elevado y la variable clave en los escenarios será la evolución de la epidemia del coronavirus, ya que determinará cuándo y a qué velocidad comenzarán a levantarse las restricciones actualmente en vigor. Por el momento, los riesgos se concentran claramente a la baja: las medidas de cuarentena estarán en vigor durante buena parte de abril y el shock de demanda mundial que se está viviendo, precisamente a consecuencia de esas medidas, se mantendrá a corto plazo. Por tanto, la inflación general en la UEM podría situarse en un rango del 0,2%-0,4% en los próximos meses.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal