Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / El Covid19 provoca caídas históricas del PIB en el 2T20

Publicado el 31/07/2020

Descargar documento completopdf

Las medidas de hibernación impuestas para frenar la expansión del Covid durante abril y buena parte de mayo en la mayoría de países europeos han tenido un coste económico superior a los 300.000 millones de euros en el conjunto de la UEM, que se ha traducido en un retroceso histórico del PIB del 12,1% en el 2T20. Sin embargo, los datos disponibles apuntan a una reactivación de la actividad desde mayo, por lo que se puede decir que nos encontramos ante la recesión más grave, y también más corta, de la historia de la UEM.

Según datos preliminares, el PIB de la UEM se contrajo en el 2T20 un -12,1%, la mayor caída desde el inicio de la serie en 1995, si bien inferior a lo que estimábamos. Estos datos reflejan el sustancial impacto de las medidas de hibernación económica puestas en marcha en los diferentes países desde marzo, que han podido tener un coste superior a los 300.000 millones de euros y que han arrastrado a la economía de la unión monetaria ha niveles de hace 15 años. Con el dato del 2T20 hemos revisado modestamente al alza la previsión para 2020, hasta el -8,2%, frente al -8,7% inicial.

Todas las grandes economías han publicado el dato del PIB del 2T20, con retrocesos históricos en todos los casos, si bien Alemania se contrae menos que la media (-10,1%), Italia, casi igual (-12,4%), mientras que en Francia (-13,8%) y, sobre todo, en España (-18,5%), la caída de la economía es superior al agregado.

Alemania, que por primera vez publica el dato en las mismas fechas que el resto de grandes economías, registra un retroceso del PIB del 10,1% trimestral, en línea con nuestras estimaciones. La oficina federal de estadística alemana no publica la desagregación por componentes, pero comenta las principales tendencias: tan solo el gasto público logró crecer, mientras el resto de partidas del PIB registraron un desplome sin precedentes. Además, se ha llevado a cabo una revisión de la serie histórica, como viene siendo habitual al publicar el dato del 2T: con las revisiones, el crecimiento de la economía alemana desde 2015 ha sido 0,4 p.p. inferior a lo que arrojaban los datos previos, concentrándose estos recortes en 2015 y 2018, mientras que el crecimiento de 2019 se confirma en un 0,6%. Pese a los nuevos cambios, no modificamos nuestra previsión de -7,2% para el 2020.

Francia ha registrado una caída del PIB en el 2T20 del 13,8%, inferior a lo que esperábamos. El desglose por componentes muestra que el impacto de las medidas de confinamiento se ha dejado sentir con fuerza en todas las esferas de la economía: el consumo de las familias retrocede un 11%, la inversión se desploma casi un 18% y el comercio exterior sufre una notable contracción (-25% las exportaciones y -17% las importaciones). Con el dato del 2T20 modificamos levemente al alza la previsión de 2020 hasta -10,2%, frente al -10,4% inicial.

Por su parte, el PIB en Italia retrocedió un 12,4%, menos que Francia y que España. Esta caída es inferior a lo que esperábamos, ya que anticipábamos un descenso de una magnitud similar a la de España, dado el peso del sector turístico en la economía italiana: el sector representa un 13% del PIB, similar que en España (14%), pero notablemente superior que en Francia (8,5%, según el World Travel and Tourism Council). La oficina de estadística no publica la desagregación por componentes y hace un comentario bastante somero de las tendencias del dato: en su comunicado se limita a señalar que tanto la demanda interna como la externa, retrocedieron. Revisamos el dato de 2020 hasta el -11%, frente al -12% inicial.

Mirando al futuro, todo apunta a que las economías del euro registran una importante recuperación en el 3T20, tal y como apunta el repunte que desde mayo recogen los principales indicadores de confianza económica empresarial (IDC Markit, Ifo o las encuestas de la Comisión Europea, por ejemplo), así como a la positiva evolución mostrada por los indicadores de alta frecuencia disponibles (consumo diario de electricidad, visitas a lugares de ocio, restaurantes y tiendas, así como reservas de alojamientos turísticos). Todo apunta a que al peor trimestre de la historia le seguirá la recuperación más intensa desde que hay datos.

Sin embargo, esta reactivación no solo no compensará el desplome del 2T20, sino que será de forma desigual, tanto por países como por sectores. De hecho, para el 3T20, estimamos un crecimiento entre el 4,0-5,0% en Alemania, cercano al 10% en Francia y en torno al 7,0% en Italia. También hay que tener en cuenta que el aumento de contagios y de brotes de forma generalizada suponen una importante amenaza a la recuperación en curso y podría limitar su intensidad en los próximos meses. Además, la distribución de las ayudas del plan de recuperación europea recientemente aprobado no será inmediata. Primero, el Parlamento europeo y el resto de Parlamentos nacionales han de aprobar el plan adoptado por la CE. Aunque este trámite se da por seguro, han de cumplirse unos plazos: el 70% de las ayudas no empezarán a ser efectivas hasta comienzos de 2021 y, para el 30% restante, hay que esperar hasta 2023. Por tanto, en tanto en cuanto no se disponga de una vacuna efectiva, la incertidumbre seguirá siendo bastante elevada y el escenario vendrá determinado por la evolución de la pandemia, con riesgos a la baja.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal