Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UEM / Desplome histórico en la confianza de los agentes

Publicado el 23/04/2020

Descargar documento completopdf

Las encuestas de confianza IDC Markit de abril acusan en toda su intensidad el impacto de las medidas de hibernación económica en vigor durante el mes y retroceden hasta niveles nunca vistos, debido, sobre todo, al desplome en la confianza del sector servicios, el gran afectado por la crisis. La evolución seguida por los IDC es consistente con tasas trimestrales negativas del PIB de dos dígitos en el 2T20 y todavía existe mucha incertidumbre acerca de cómo va a ser la recuperación de la economía en los siguientes trimestres.

El IDC Markit para Alemania retrocede en abril hasta un nivel de 17,1, desde el 35 anterior, comportamiento que se explica por el descalabro de la confianza en el sector servicios (15,9 vs 31,7), al tiempo que en el sector manufacturero aumenta el pesimismo (34,4 vs 45,4). Es posible que se produzca cierta mejora de la confianza en el mes mayo, dado que desde el 20 de abril ya pueden abrir algunos comercios (aparte de los que ya funcionaban, como alimentación y farmacias) y se espera que el 4 de mayo algunos colegios puedan abrir. Estas primeras medidas de desescalada han sido interpretadas muy positivamente por los inversores, tal y como refleja la recuperación del ZEW en abril, hasta máximos desde verano de 2015 (28,2 vs -49,5). La intensidad de esta reactivación llama la atención dada la tibieza de las medidas de reapertura iniciadas y la elevada dependencia de la economía del comercio mundial, en un contexto de recesión global: las exportaciones representan casi el 50% del PIB alemán y casi el 70% de las mismas se destinan a Europa, una de las regiones con peores expectativas de crecimiento. De hecho, el IDC Markit en Francia también se desploma hasta mínimos históricos (11,2 vs 28,9), reflejando el hundimiento en el sector servicios (10,4 vs 27,4) y el deterioro adicional en manufacturas (31,5 vs 43,2). El comportamiento del índice en Alemania y Francia se replica para la UEM: el agregado se desploma (13,5 vs 29,7), arrastrado por servicios (11,7 vs 26,4) y, en menor medida, por manufacturas (33,6 vs 44,5).

Los valores a los que han caído los IDC Markit en la UEM resultan compatibles con un retroceso de la actividad de dos dígitos en el 2T19: caídas del PIB del orden del 15%-20% trimestral son bastante probables. En su último informe de coyuntura, la oficina de estadística de Francia estimaba que, con solo un mes de confinamiento, el PIB caería un 12% trimestral. El Ifo ya asumía que, en el mejor de los casos, la vuelta a la normalidad sería un proceso gradual que necesitaría cuatro meses, por lo menos, lo que tendría un coste superior al 7,0% del PIB.

Alemania ha sido el primer país en comenzar a levantar las restricciones, pero todavía es demasiado pronto para diseñar un calendario concreto de "vuelta a la normalidad" en buena parte de los países europeos ya que, mientras no exista una vacuna, será la evolución de la pandemia la que dicte cómo y cuándo se puede retomar la actividad en cada sector. Incluso, no se puede descartar que deba darse de marcha atrás en algunas medidas. Por tanto, el escenario está sujeto a una incertidumbre inusitadamente elevada, que aumenta las probabilidades de que tengan que revisarse a la baja unas estimaciones de crecimiento para 2020 que ya son bastante negativas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal