Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

UE / La propuesta del plan de reconstrucción de la Comisión no decepciona

Publicado el 27/05/2020

Descargar documento completopdf

Aunque sin dar detalles, la Comisión Europea ha anunciado un ambicioso plan que supera incluso el presentado hace una semana por Alemania y Francia. Su cuantía ascendería a 750.000 millones de euros y se pretende que más de un 60% se distribuya en forma de transferencias a los países más afectados por la pandemia, con España e Italia como principales destinatarios, si bien se desconocen los datos concretos. Además, se trataría de un primer paso hacia una mutualización de deuda en Europa, ya que se propone que el nuevo fondo se financie con emisiones de bonos de largo plazo por parte de la UE. 

La Comisión Europa, de la mano de Ursula von der Leyen ha presentado una ambicioso propuesta para un plan de recuperación que supera, incluso, el plan franco-alemán de la pasada semana. La cifra que alcanzaría este fondo ascendería a 750.000 millones de euros, de los cuales 500.000 podrían distribuirse como transferencias y los 250.000 restantes corresponderían a préstamos. Este fondo se articularía en torno a tres pilares. El pilar principal lo constituiría una nueva herramienta llamada Facilidad para la Resiliencia y la Reconstrucción (RRF), a la que se destinaría el 80% del importe del fondo y que, además, contaría con una dotación adicional a la Política de Cohesión que se distribuirá entre los socios europeos con una clave de reparto distinta a la tradicional y relacionada con el impacto de la pandemia. El acceso a este RRF supondrá para los socios la obligación de llevar a cabo reformas. La segunda columna del plan gestionará casi el 15% de los recursos y se destinará al sector privado y a las empresas golpeadas por la pandemia. Por último, el tercer pilar corresponde a un nuevo programa europeo centrado en el sector sanitario, al que se destinará el 5% restante.

Oficialmente, no se conocen todavía los detalles, pero, según la agencia Reuters, de los 750.000 millones que podría alcanzar el fondo de recuperación, España podría obtener algo más de 140.000 millones de euros (más del 11% del PIB), de los cuales algo más de 77.000 serían a fondo perdido y el resto, unos 63.000, en préstamos a devolver. Esta misma agencia señala que Italia recibiría 173.000 millones, 82.000 en transferencias y el resto en préstamos. Por su parte, Efe adelanta que Francia recibiría transferencias por 39.000 millones y Grecia por 22.500 millones (no se pronuncia acerca del importe de los préstamos).

El nuevo fondo se incluye en la propuesta de presupuesto comunitario para el marco 2021-2027, que Bruselas eleva en su borrador a los 1,85 billones de euros en total, si bien sería temporal y estaría vigente hasta 2022. Además, se financiaría a través de emisiones de deuda de la UE que, al contar con las máximas calificaciones crediticias, obtendría unas condiciones muy ventajosas. En concreto, se emitirían bonos con un vencimiento máximo de 30 años, que se devolverían entre 2028 y 2058.

Para que esta operación sea posible, Ursula von der Leyen planteará a los socios un aumento sustancial, pero temporal, en el techo de gasto del presupuesto comunitario. A día de hoy, este límite se sitúa en el 1,2% de la renta nacional bruta (RNB) de la UE y el objetivo sería elevarlo hasta el 2% de la RNB, doblando así las partidas actuales: el límite fijado por los socios llega al 1,2%, pero el presupuesto actual equivale al 0,904% de la RNB. De aprobarse, éste sería el mayor presupuesto hasta la fecha y permitiría que la CE emitiera deuda por valor de entre 500.000 millones y 750.000 millones. Un mecanismo similar ya se puso en marcha durante la crisis de deuda de la UEM, si bien la cifra captada en aquel momento fue muy inferior (en torno a 300.000 millones de euros).

Asimismo, la propuesta sugiere reforzar y mejorar la recaudación mediante la creación de nuevos impuestos que mejorarían la posición de las cuentas públicas de la UE a la hora de cumplir con los compromisos derivados de las emisiones de deuda llevadas a cabo para financiar este fondo de recuperación. Entre esos impuestos se encuentran las propuestas de que se aproveche los ingresos procedentes de las reformas del mercado del carbono de la UE, conocido como el sistema de comercio de derechos de emisión. El sistema, que permite a las empresas comprar y vender permisos para emitir CO2, podría generar unos 10.000 millones de euros al año para el presupuesto de la UE. Además, la Comisión está estudiando un nuevo gravamen para las grandes empresas, con el que se recaudarían unos 10.000 millones de euros al año. Un impuesto sobre las grandes empresas tecnológicas como Facebook y Google podría generar unos 1.300 millones de euros al año, si sigue adelante. Pero las nuevas fuentes de financiación del presupuesto de la UE suelen ser muy controvertidas entre los gobiernos nacionales y no está claro que ninguno de los impuestos propuestos obtenga suficiente apoyo político. Por ejemplo, una propuesta menos ambiciosa de imponer un impuesto de 7.000 millones de euros sobre los residuos de plástico fue rechazada en febrero.

El plan presentado hoy se trata de una propuesta de la CE que debe ser aprobada por unanimidad por los 27 miembros de la UE y las negociaciones, que pueden prolongarse durante meses, se prometen complicadas. En los países del sur, la propuesta ha sido muy bien acogida, pero los llamados países Frugales (Austria, Dinamarca, Suecia y Países Bajos), si bien han rebajado su oposición, siguen sin querer aumentar el presupuesto para no tener que incrementar sus aportaciones. Además, tampoco quieren que la mayor parte del Fondo se distribuya en forma de transferencias y siguen defendiendo que sea a través de préstamos y sujetos a una fuerte condicionalidad. La celebración de un Eurogrupo en 11 de junio y de un Consejo europeo el 19 de junio podría dar pistas acerca de cómo evolucionan estas negociaciones y en qué dirección.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal