Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

PIB España

Síguenos

Comienza el contenido principal

  • España / Se confirma la fuerte contracción de la economía

    Publicado el 30/06/2020

    El dato revisado y actualizado de PIB del 1T20 confirma lo que ya adelantó el INE hace dos meses: la crisis derivada del Covid-19 ha provocado el mayor retroceso del PIB en casi un siglo, un 5,2% trimestral. Dentro de una contracción casi generalizada por componentes (sólo se salva el gasto público, con un aumento del 1,8%), destacan los retrocesos del consumo de las familias (-6,6%) y, en especial, la inversión productiva (-8,4%), que empeora considerablemente respecto a la estimación inicial. Por su parte, la elevada dependencia del sector terciario se refleja en el desplome de los ingresos por turismo (-24,9%) y, a nivel sectorial, en el fuerte deterioro de las actividades relacionadas con comercio, hostelería y transporte (-11,1%).

    Si la caída del PIB en el 1T20 ha sido extraordinaria, la del segundo trimestre la superará con creces, dado que las medidas de contención de la pandemia han estado plenamente vigentes durante buena parte del tiempo, frente a apenas dos semanas en el primer trimestre: la previsión del Banco de España apunta a un descenso trimestral en el 2T20 de entre el 16% y el 21,8%. Aunque es previsible un rebote en la segunda mitad del año, el ejercicio cerrará con una caída del PIB sin precedentes en la historia reciente. 

    leer más

  • España / El PIB se desploma por el impacto del Covid-19

    Publicado el 30/04/2020

    La Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) ha confirmado lo que ya anticipaban los indicadores adelantados de consumo y actividad y, sobre todo, la EPA publicada el pasado martes: el PIB ha sufrido en el 1T20 un retroceso del 5,2% trimestral, sin parangón desde, al menos, la Guerra Civil. Se trata de un deterioro en línea con el que han sufrido otros socios de UEM con una estructura similar, como Francia (-5,8%) o Italia (-4,7%). En este sentido, nuestra economía es muy dependiente del sector terciario, en especial actividades relacionadas con turismo, hostelería y ocio, que se han visto especialmente afectadas por el confinamiento de la población.

    Todos los componentes de la demanda contribuyen a este pésimo resultado, excepto el consumo público, en línea con el volumen de gasto que ha tenido que asumir el Estado para amortiguar el impacto de la pandemia sobre familias y empresas.

    leer más

  • España / El PIB se acelera en el tramo final de 2019

    Publicado el 31/01/2020

    La Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) ha confirmado lo que venían anticipando los últimos indicadores conocidos, como el empleo en términos EPA: la economía no sólo mantiene su solidez, sino que muestra, incluso, un mejor tono en el 4T19, quebrando la desaceleración observada en la primera mitad del año. Así, el PIB repunta una décima hasta el 0,5% trimestral, con lo que cierra 2019 con un crecimiento algo menor que el año anterior (2% vs 2,4%), pero superior, por quinto año consecutivo, al de nuestros socios de la UEM.

    En cualquier caso, el dato del 4T19 contiene algunas sombras, en especial una composición algo desequilibrada. El crecimiento se apoya exclusivamente en la demanda externa, si bien es cierto que se basa en una información disponible aún incompleta, mientras que, tanto el gasto de las familias como, sobre todo, la inversión anotan un preocupante deterioro. A nivel sectorial, la construcción se sitúa en terreno negativo, los servicios se aceleran y la industria repunta levemente. A todo ello se añade la volatilidad que se viene observando en la evolución de los componentes del PIB, lo que dificulta el análisis de la realidad económica y la elaboración de proyecciones.

    leer más

  • España / Se mantiene la inercia positiva

    Publicado el 07/01/2020

    Los últimos datos confirman que la economía española mantiene un apreciable crecimiento del PIB, que se estabiliza en torno a los ritmos potenciales, y una notable creación de empleo, aunque amortiguada. En cuanto a los desequilibrios, las familias mejoran su posición financiera y se observa un aumento de la capacidad de financiación de la economía frente al exterior, un elemento clave para reducir la todavía elevada posición deudora neta, que sigue siendo uno de los principales factores de riesgo que pueden acabar truncando la actual fase expansiva.

    leer más

  • España / La economía estabiliza su ritmo de crecimiento

    Publicado el 31/10/2019

    El PIB mantiene en el 3T19 un crecimiento del 0,4% trimestral (2% interanual), si bien se observan algunos cambios en su composición. A diferencia del trimestre anterior, el crecimiento se apoya en su totalidad en la demanda interna, tanto consumo como inversión en equipo. Tal y como preveíamos, se ha producido un efecto compensación, dado que el ajuste del gasto interno en el primer semestre parecía excesivo. Así, mostraba un consumo de los hogares estancado en términos trimestrales y creciendo a un ritmo interanual de apenas el 0,6%; ahora lo hace al 1,5%, en línea con la recuperación observada en los indicadores de gasto de las familias.

    Por lo que respecta a la creación de empleo, la señal coincide con la proporcionada por la EPA: una intensa desaceleración hasta el 0,1% trimestral, lo que implica que la mayor parte del crecimiento del PIB en el trimestre (tres décimas) se explica por la mejora de la productividad y sólo una décima procede del aumento de ocupación.

    En ausencia de sorpresas negativas en las expectativas de los agentes, que provoquen un aumento del ahorro precaución, el PIB se moverá en los próximos trimestres en la zona del 0,4% trimestral.  

    leer más

  • España / La economía española se frena más de lo que se creía

    Publicado el 02/10/2019

    El dato definitivo de PIB del 2T19 confirma que el debilitamiento de la economía, que todos los indicadores venían anticipando, está siendo más intenso de lo que se pensaba: el crecimiento trimestral se sitúa en el 0,4%, una décima por debajo de lo estimado inicialmente y el menor avance en tres años. A esto se añade la reciente actualización de la serie de la Contabilidad Nacional de España (CNE), que muestra que la fase de ralentización, no sólo empezó antes, sino que, además, está siendo más pronunciada: se han recortado las tasas de crecimiento de 2016-2018 y las del primer semestre de 2019, como consecuencia de la peor evolución de la demanda interna, en especial el gasto en consumo.

    Estos nuevos datos obligan a revisar nuestras previsiones: dado que el punto de partida es más bajo, manteniendo las tendencias que preveíamos anteriormente, el crecimiento del PIB se situaría este año en el 2%, en lugar del 2,2%, mientras que en 2020 la rebaja es de una décima (del 1,8% al 1,7%). En definitiva, la economía es algo más débil de lo que habíamos estimado, pero lo más preocupante es la composición del crecimiento, menos robusta y equilibrada: pierden protagonismo el consumo privado y la inversión y lo ganan el gasto público y la demanda externa, no tanto por el tirón de las exportaciones, sino por la fragilidad de las importaciones.  

    leer más

  • España / El PIB se frena más de lo previsto

    Publicado el 31/07/2019

    El dato provisional de PIB del 2T19 ha sorprendido negativamente al registrar un crecimiento trimestral del 0,5%, una décima por debajo de nuestra previsión y de la estimación del Banco de España. La debilidad que muestra la Contabilidad Nacional es fruto del deterioro de la demanda interna, especialmente de la inversión productiva, que se estaría viendo afectada por la incertidumbre, tanto en los mercados internacionales, derivada del Brexit, el aumento del proteccionismo o la pérdida de empuje de nuestros principales socios, como a nivel interno, por la situación política. Por el lado positivo, la demanda externa mejora, aunque se ha debido, en gran medida, al debilitamiento de las importaciones.

    Para los próximos trimestres mantenemos nuestro escenario de gradual desaceleración, en la medida en que se irá agotando el impacto positivo de las medidas que han impulsado la renta de las familias (salarios, pensiones…). En consecuencia, el aumento del PIB en el conjunto del año se situaría en el entorno del 2,2%, frente al 2,6% de 2018.

    leer más

  • España / La mejora de la inversión permite a la economía crecer un 0,7% en el primer trimestre

    Publicado el 30/04/2019

    El PIB arranca 2019 con una aceleración de su ritmo de crecimiento, una décima hasta el 0,7% trimestral, el mayor avance desde finales de 2017 y superior al de nuestros socios de la UEM, gracias al impulso de la demanda interna, sobre todo la inversión productiva; por sectores, se prolonga el dinamismo de la construcción y se recupera la industria. El elevado dinamismo de la economía sigue siendo muy intensivo en creación de empleo, lo que permite avanzar en la corrección de la todavía elevada tasa de paro. Sin embargo, por el lado menos positivo, la productividad continúa deteriorándose.

    leer más

  • España / La economía mantiene la inercia expansiva

    Publicado el 31/01/2019

    La economía española cerró 2018 con un crecimiento del PIB del 2,5% (+3% anterior), con una ligera aceleración en el 4T18 (una décima hasta el 0,7% trimestral). La pérdida de vigor respecto a 2017 se debió al menor protagonismo de algunos vientos de cola en los que venía apoyándose, como los bajos precios del petróleo, el gasto embalsado durante la crisis, el empuje del sector turístico y, sobre todo, el comportamiento favorable de las economías de nuestro entorno. De hecho, el deterioro del contexto internacional, derivado del frenazo del comercio mundial y el menor empuje de la UEM, explica, en gran medida, la ralentización del crecimiento, que, en todo caso, no sólo sigue superando al de nuestros socios europeos, sino que se amplía el diferencial positivo.

    Como aspectos positivos que se observan en el último trimestre del año, destacan los excelentes registros del sector constructor, la mejora de la demanda externa y el repunte de las remuneraciones salariales, que, a su vez, permite sostener el gasto en consumo de las familias. Por el lado negativo, los mayores salarios van acompañados de un deterioro de la productividad, provocando un fuerte aumento de los costes laborales (CLUs), con el consiguiente riesgo para la competitividad; también se observa un deterioro de la inversión y un debilitamiento del sector industrial, afectados por la mayor incertidumbre y el peor tono de las exportaciones. Por último, se ralentiza el crecimiento nominal del PIB, lo que frena el proceso de desapalancamiento.

    Para este año esperamos que se prolongue el actual ciclo expansivo, aunque con una paulatina moderación de los ritmos de avance, debido, principalmente, al menor dinamismo de los mercados de exportación; en consecuencia, el crecimiento del PIB podría situarse en el entorno del 2,2%.

    leer más

  • España / La economía mantiene su velocidad de crucero

    Publicado el 31/10/2018

    Por tercer trimestre, el PIB crece en el 3T18 un 0,6% trimestral, con lo que el actual ciclo expansivo, iniciado hace cinco años, ha alcanzado su madurez, en un momento en que nuestros socios europeos se debilitan. Como en trimestres anteriores, el dinamismo de la economía vuelve a apoyarse en el vigor de la demanda interna, gracias al vigor del empleo y el repunte de las remuneraciones, y con un reequilibrio entre consumo e inversión. Por su parte, la demanda externa resta, de nuevo, crecimiento, en un contexto de deterioro del comercio mundial; destaca el comportamiento negativo del turismo, derivado, principalmente, del menor empuje de las principales economías europeas. No obstante, habrá que estar atentos al impacto que, sobre la competitividad, tendrá la evolución alcista de los costes laborales.  

    leer más

  • España / La economía frena su dinamismo por el deterioro de la demanda externa

    Publicado el 01/08/2018

    Según el avance trimestral, el PIB creció en el 2T18 un 0,6%, una décima menos que el trimestre anterior y el ritmo más bajo en cuatro años. Frente a la solidez de la demanda interna, en un contexto de intensa creación de empleo, la demanda externa se debilita, en línea con la desaceleración del comercio mundial, el enfriamiento de nuestros socios o la apreciación del euro.

    Para los próximos meses esperamos que se mantengan los ritmos de crecimiento actuales, aunque con mayor protagonismo de la construcción y una amortiguación del consumo y las exportaciones. En consecuencia, el aumento del PIB en el conjunto del año se situaría ligeramente por debajo del 3%.

    leer más

  • España / El PIB estabiliza su ritmo de crecimiento

    Publicado el 31/05/2018

    Aunque la expansión ha perdido intensidad respecto a los máximos anotados hace un año, la economía mantiene todavía un elevado dinamismo, que contrasta, incluso, con la pérdida de empuje que experimentan nuestros socios de la UEM. Si bien a corto plazo las señales son de estabilidad en el ritmo de crecimiento, los riesgos están orientándose al alza, por lo que en la segunda mitad del año podríamos asistir a una progresiva desaceleración.

    leer más

  • España / La economía mantiene su vigor

    Publicado el 27/04/2018

    Según el dato provisional, el PIB creció en el 1T18 un 0,7%, tasa que coincide con la registrada los dos trimestres anteriores y con la estimación publicada por el Banco de España hace poco más de un mes. Se confirma, así, el tono positivo de la actividad en los primeros meses del año.

    leer más

  • España / El crecimiento del PIB se mantiene robusto

    Publicado el 01/03/2018

    En 2017 la economía española mantuvo un notable dinamismo, superando, incluso, las previsiones iniciales, gracias a la elevada inercia expansiva y al impacto de algunos factores, como el excelente comportamiento de las economías de la eurozona, lo que contrarrestó el aumento de la incertidumbre política en el tramo final del año. El PIB creció por cuarto año consecutivo, un 3,1%, tan sólo dos décimas menos que el año anterior; además, desde 2015 el crecimiento, no sólo supera el 3%, sino también la media de la UEM (+2,5% en 2017).

    La intensidad del crecimiento se corresponde con un patrón robusto, en el que ganan protagonismo (i) las exportaciones (por segundo año, la aportación de la demanda externa fue positiva), favorecidas, no sólo por el tirón de nuestros socios, sino también por las mejoras competitivas (los CLUs acumulan una caída desde máximos del 5,3%) y la creciente internacionalización empresarial, (ii) la inversión productiva y (iii) el sector industrial, que se beneficia de la fortaleza de las exportaciones; por su parte, se afianza la recuperación de la construcción. En cambio, pierden cierto vigor el gasto en consumo de las familias y los servicios, en especial las actividades comerciales y turísticas, variables que podrían haber acusado el impacto de la mayor incertidumbre.

    Pare este año esperamos que se prolongue el actual ciclo expansivo, aunque con una paulatina moderación de los ritmos de avance, lo que daría un aumento del PIB del 2,9%.

    leer más

Actualidad

Fin del contenido principal