Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

Situación del mercado de la vivienda. Agosto 2020

Publicado el 01/09/2020

Descargar documento completopdf

En esta presentación repasamos la situación actual y las principales claves del mercado de la vivienda en España:

• El confinamiento impuesto para el control de la pandemia ha afectado negativamente a la actividad del mercado de la vivienda, produciéndose una intensa caída de las transacciones. No obstante, este descenso no sirve para extrapolar una tendencia de la demanda de vivienda ya que se ha debido al cierre del mercado, y no refleja, por el momento, un cambio de conducta de la demanda. Con la desescalada se ha producido una reactivación más intensa de lo que se esperaba en el mercado hipotecario.

•Los indicadores de precios se han visto afectados por la inactividad del mercado y la falta de testigos. En general, se aprecia una ampliación del gap entre los precios de oferta y demanda; oferta y demanda se encuentran en un "impasse" a la espera de que se disipe la elevada incertidumbre, y con unas necesidades y pretensiones distintas.

• El deterioro del mercado laboral y el clima de incertidumbre van a afectar a corto plazo negativamente a la demanda de vivienda. No obstante las condiciones de financiación siguen siendo holgadas y la rentabilidad atractiva. Pero a diferencia de 2008, esta vez el sector de la vivienda no se encuentra en el epicentro de la crisis y la afronta en mejores condiciones, por lo que si bien se verá afectado no será de los más perjudicados.

• El mercado no presenta síntomas de sobrevaloración, ni sobreendeudamiento, ni sobreoferta, ni relajación excesiva de estándares crediticios, que hagan pensar en una intensa corrección.  Asimismo, la situación financiera y de vulnerabilidad de los hogares es más robusta que la de la anterior crisis.

• La ausencia de desequilibrios apuntaría a que el ajuste se materializará inicialmente vía cantidades, es decir con una caída de las transacciones del orden del 30% en 2020, y no tanto vía precios. Habitualmente los ajustes en precios se producen más tarde en el ciclo, ya que la oferta tiende a retraerse y esperar antes que vender con un descuento excesivo. Esperamos una caída de los precios en torno al 6% en 2020, aunque con diferencias por zonas y más acusada en la vivienda de segunda mano y en las zonas turísticas.

•La pandemia ha acelerado algunos cambios de hábitos, que afectarán al ámbito residencial. Así, el teletrabajo afecta a la preferencias y prioridades de los compradores sobre las características y ubicación de la vivienda

•En el mercado promotor, no se detecta que los compradores estén echándose atrás en las pre-compras. El porcentaje de cancelaciones es similar al que se venía produciendo. Algunos proyectos de nuevas promociones se han paralizado debido a la elevada incertidumbre y a la espera de que se despeje el panorama. El precio de la vivienda nueva muestra mayor fortaleza que el de la usada. Dados los relativamente bajos volúmenes de viviendas en construcción como el stock de vivienda nueva sin vender, no hay sobreoferta y resulta previsible una mayor rigidez a la baja de los precios y una mayor resiliencia a la crisis.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal