Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Renta variable / EEUU y China se dan tiempo para negociar

Publicado el 03/12/2018

Descargar documento completopdf

La incertidumbre se relaja en la recta final de año y puede permitir un diciembre positivo

En la reunión del G-20 de este fin de semana, los presidentes de EEUU y China acordaron una tregua temporal de 90 días en el conflicto comercial, que se concreta en los siguientes puntos:

•·Los aranceles sobre 200.000 millones de importaciones chinas no se incrementarán desde el 10% hasta el 25% el 1 de enero, como estaba previsto.

•·China se compromete a un aumento "sustancial" de sus compras de bienes estadounidenses, especialmente productos agrícolas y energéticos.

•·Ambos países empezarán a negociar sobre cambios en las políticas de protección intelectual, trasferencia de tecnología y barreras no arancelarias, entre otros.

Posteriormente, Trump ha anunciado que China también reducirá los aranceles a la importación de vehículos estadounidenses, que se sitúan en el 40%. No obstante, aún no ha sido confirmado por China. Por otra parte, Rusia y Arabia Saudí han reafirmado su acuerdo de cooperación para estabilizar los precios del petróleo, lo que aumenta la probabilidad de que se apruebe un recorte de producción en la reunión de la OPEP del 6 diciembre. Como consecuencia, el precio del barril se ha incrementado un 5,1%, hasta 62,5$ el tipo Brent.

Reacción de los mercados:

La sesión asiática ha registrado ganancias notables, entre las que destaca la subida del 2,78% del CSI 300 chino. Esta reacción puede contribuir a poner fin a la corrección que acumula este índice en 2018, cercana al 20%. La superación de los 3300 puntos sería una señal positiva pues reflejaría una menor preocupación de los inversores respecto a la desaceleración de la economía china. El Nikkei ha subido un 1% y está por encima del nivel que alcanzó en el rebote de noviembre, momento en el que se frenó la reacción alcista en la renta variable global.

En Europa, en las primeras horas de negocio las ganancias son generalizadas, con el Euro Stoxx 600 subiendo algo más de un 2% con participación de todos los sectores, destacando automoción (casi un 5%). La clave está en la superación de los niveles donde se frenó el primer rebote tras las caídas de octubre. Aún no se ha llegado a los mismos, excepto en algunos casos, como el Ibex 35, que entonces se paró en los 9177 puntos y ahora está en 9234. Además, su mérito es aún mayor pues no lo debe a un comportamiento sobresaliente del sector bancario, cuyo peso tanto le afecta (valores como Telefónica e Inditex son los que más están aportando en la subida).

En nuestra opinión

La guerra comercial entre EEUU y China todavía sigue abierta, pero este acuerdo es positivo: despeja el corto plazo para los mercados financieros y da tiempo para negociar temas muy espinosos. También permite que China se centre más en abordar los problemas internos, como el enfriamiento de la economía. Por otro lado, la postura más conciliadora del gobierno italiano en relación al déficit y la relajación de los temores a que la Fed se pase subiendo tipos también contribuyen a reducir la incertidumbre y aumentar el apetito por el riesgo, aprovechando unas valoraciones menos exigentes. En definitiva, aunque quedan dos hitos que vigilar a corto plazo (votación del Brexit el 11 de diciembre y reunión de la Fed el 19), el contexto es ahora mucho más favorable para que la renta variable aproveche el factor positivo estacional y prolongue el rebote.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal