Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

Reino Unido/ El crecimiento de 2017 es mínimo de cinco años

Publicado el 26/01/2018

Descargar documento completopdf

Según datos preliminares, el crecimiento del PIB superó levemente las expectativas en el 4T17 y alcanzó un 0,5%. La evolución de la economía ha sido de “menos a más” a lo largo del año, pero, en media de 2017, el crecimiento se situó en el 1,8%, mínimo de cinco años (1,9% en 2016). La incertidumbre que rodea al proceso del Brexit está frenando la actividad, aunque este impacto está siendo menos acusado de lo estimado inicialmente y es factible que en 2018 el PIB crezca un 1,7%.

La economía británica ha mostrado durante todo el año una elevada resistencia y su crecimiento ha sorprendido al alza de forma continua. Pese a ello, en media de 2017, el avance del PIB se situó en el 1,8% que es mínimo de cinco años y se sitúa 0,7 p.p. por debajo del crecimiento de la UEM, la mayor brecha negativa desde 2008.

Las perspectivas para la futura evolución de la economía siguen marcadas por las negociaciones del Brexit, ya que no se han hecho los avances suficientes como para confiar en que todo quede "atado" antes de marzo de 2019, fecha establecida para la separación definitiva. Por el momento, la confianza empresarial sigue en valores bastante elevados y compatibles con que se mantengan los actuales ritmos de crecimiento. Como viene siendo habitual, los consumidores se muestran más sensibles a la mayor incertidumbre y sus índices de confianza han mostrado un claro deterioro a lo largo del año (en diciembre se sitúan en mínimos de cuatro años). Este menor optimismo se puede explicar por la pérdida de poder adquisitivo derivada del aumento de la inflación (3,0% en diciembre, 1 p.p. por encima del objetivo), a pesar de que el mercado de trabajo atraviesa su mejor momento en años, con una tasa de paro en mínimos históricos.

Tras la publicación del dato, mantenemos que el ritmo de crecimiento de la economía se situará entre 0,4%-0,5% durante 2018: el consumo privado seguirá débil, la inversión empresarial seguirá creciendo a ritmos modestos, mientras que la demanda externa tendrá una aportación significativa el crecimiento gracias al impulso que representa la debilidad de la libra en un contexto de dinamismo de sus principales socios comerciales. En suma, es factible que el PIB crezca en torno al 1,7% en 2018 y 2019, según estimaciones del Banco de Inglaterra. El FMI se muestra algo más cauto y sitúa en el 1,5% su previsión de crecimiento para este y el próximo año.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal