Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

No es lo que tengo, es lo que soy

Publicado el 16/07/2020

Descargar documento completopdf

Sirva este eslogan publicitario para hablar del Fondo de Reconstrucción europeo y los “coronabonos”. Aunque hay que dar la importancia que merecen su volumen y su finalidad, lo que también han valorado los inversores es la forma en que se va a financiar este fondo, pues se ha interpretado como un paso relevante hacia la emisión de deuda respaldada por los países de la UEM.

Hay que decir que el tipo de interés de una deuda mutualizada probablemente será más bajo que el coste medio que resultaría si cada país obtuviera por separado los recursos que necesita. Es cierto que habrá países que puedan financiarse a un coste más bajo, a la vez que habrá otros que no puedan evitar hacerlo a un coste más elevado. Lo importante, en este caso, es considerar que, en la medida en que se comparte una moneda común, avanzar en la mutualización de la deuda puede ayudar a prevenir que surjan tensiones en los mercados de capitales en aquellos países con las finanzas públicas menos saneadas. En un escenario extremo, esas tensiones podrían conducir a un impago y, quizá, a una ruptura del euro, situación en la que es difícil imaginar que algún país socio de la UEM pudiera salir ganando.

Por tanto, la emisión de deuda conjunta ayuda a reducir la probabilidad de impago de los países más débiles fiscalmente, ya que la garantía de su pago no va a depender de su situación fiscal, sino de la solvencia de todos los que la respaldan. Esto no debe llevar a pensar que la solución ideal sea mutualizar toda la deuda, ya que es muy probable que los "beneficios" sean decrecientes con el volumen si no se producen idénticos avances en cuanto a integración en otras esferas económicas, sociales y políticas.

Otro aspecto valorable del Fondo de Reconstrucción, y que probablemente ha servido para vencer la resistencia de algunos países, es que los recursos se pueden emplear en unos fines concretos, no arbitrarios. Precisamente este detalle ha hecho que se pase de hablar de "eurobonos" a hablar de "coronabonos", ya que estos últimos servirán para hacer frente exclusivamente a los costes asociados a la crisis del COVID-19.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.