Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

La inversión con criterios ESG está de moda, pero no va a pasar de moda

Publicado el 13/12/2019

Descargar documento completopdf

Invertir de manera socialmente responsable (ISR) o, si se prefiere, con criterios ESG (siglas en inglés de environmental, social, and governance), es añadir, a los criterios financieros tradicionales para decidir inversiones, otros en los que se tienen en cuenta aspectos relacionados con el medioambiente, con temas sociales y con el buen gobierno de las empresas que se analizan como oportunidad de inversión. 

La inversión socialmente sostenible o responsable es una revolución que tiene la magnitud de la revolución industrial, pero que se mueve con la velocidad de la revolución digital y lo cierto es que es uno de los segmentos de más rápido crecimiento dentro de la industria de la gestión de activos. El motivo de este auge, según los expertos, es que los factores ESG "son cada vez más reconocidos como determinantes críticos del éxito o el fracaso de empresas de todo tipo", a lo que se une el hecho de que se observa un creciente interés por parte de los inversores, más sensibilizados con los problemas relacionados con el cambio climático, con los derechos humanos, con las relaciones laborales o con la salud y la seguridad, por citar solo algunos.

Según cálculos de JP Morgan, en el mundo hay 8 billones de dólares invertidos con criterios específicos ESG, con un crecimiento del 17% en EEUU entre 2016-18 y del 8% en Europa. Además, según una encuesta realizada por este banco en 2018, el 87% de los millennials y el 64% de las mujeres consideran importante en sus decisiones de inversión los criterios de sostenibilidad. En definitiva, tenemos, por un lado, una necesidad, como es atender los problemas relacionados con ESG, por otro, la obligación de dar una respuesta, que atañe a empresas y gobiernos, fundamentalmente, y, por último, un interés social e inversor creciente y con gran potencial de desarrollo. En Bankia, tenemos la gama de  Futuro Sostenible, con dos fondos, uno de renta variable y otro mixto, que encaja muy bien con esta corriente. El fondo de renta variable, Bankia Futuro Sostenible acumula una rentabilidad, en 2019,  del 19% frente al 9% del Ibex.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal