Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

Global / Trump y Xi acuerdan otro alto el fuego temporal

Publicado el 01/07/2019

Descargar documento completopdf

La reunión del G-20 en Japón concluye con el esperado anuncio de una tregua comercial entre EEUU y China, y con el inesperado guiño de la administración Trump de suavizar el veto a la tecnológica Huawei. Por el momento, se trata de un acuerdo de mínimos del que se desconocen los detalles concretos, pero, al menos, el conflicto no se recrudece y las partes vuelven a mostrar su disposición a alcanzar un acuerdo.

El encuentro entre Trump y Xi, a raíz del G-20 en Osaka, superó las expectativas de los mercados: se retoman las conversaciones comerciales (prácticamente rotas desde la última subida de aranceles en mayo), EEUU descarta sine díe extender los aranceles sobre el resto de las importaciones chinas (en torno a 300.000 millones de dólares que no han sido gravadas) y China se compromete a impulsar las importaciones agrarias de EEUU. Se trata de un acuerdo muy similar al que alcanzaron en la anterior reunión del G-20 en diciembre, que dio paso a la anterior tregua entre ambas partes, aunque, en esta ocasión, el compromiso es mucho más ambiguo: se desconocen fechas o cantidades concretas.

La mayor sorpresa del acuerdo es que también incluye concesiones en el conflicto tecnológico: la administración Trump modera el veto a Huawei y reabre la venta de productos tecnológicos al gigante de las telecomunicaciones asiático, siempre y cuando sean productos que no comprometan la seguridad nacional de EEUU. Por ahora, existe mucha incertidumbre al respecto (ni siquiera queda claro si se retira a Huawei de la "lista negra" del Departamento de Comercio) y parece más una patada hacia delante de EEUU para poder retomar las conversaciones (suavizar el conflicto tecnológico era una condición innegociable para el gobierno chino), previsiblemente, permitiendo el comercio de componentes para su línea de consumo (chips y semiconductores para smartphones) y manteniendo la prohibición sobre productos que influyan a la infraestructura de telecomunicaciones de Huawei (la red 5G).

Otro de los grandes compromisos surgidos de la reunión del G-20 de este fin de semana ha sido el apoyo de todos los países a mantener el Acuerdo de Paris sobre el clima; con la única excepción de EEUU, que ya se quedó fuera en la declaración de la anterior reunión en Buenos Aires. Sin embargo, se temía que el Brasil de Bolsonaro siguiera el mismo camino de EEUU, pero, finalmente, se ha sumado al esfuerzo y deja definitivamente sola a la administración Trump.

La tregua indefinida en la guerra comercial y los guiños hacia Huawei han sido bien recibidos por unos mercados que ya se venían mostrando bastante complacientes al respecto en las últimas jornadas. Las bolsas asiáticas cerraron con revalorizaciones por encima del 2,0% en el Shanghai Composite y el Nikkei 225. Además, el yuan se apreció un 0,4% frente al dólar, bajo la expectativa de cierta mejora del escenario macro en el corto plazo. Por el momento, los activos refugio tradicionales apenas reaccionaron y solo cabe destacar la leve depreciación del yen y la caída en el precio del oro (-1,3%).

En balance, el encuentro entre Trump y Xi vuelve enfriar las tensiones, reconduce las conversaciones y da cierto aire adicional a los mercados financieros. Sin embargo, la sensación de fondo no es tan positiva como en la anterior tregua, puesto que ahora las tensiones comerciales están asociadas al conflicto tecnológico, mucho más complicado de solventar, y la mejora en las expectativas podría ser temporal. Por tanto, la incertidumbre sigue siendo máxima, al menos, hasta que se den a conocer los detalles concretos del compromiso de este fin de semana, sobre todo, sobre las concesiones a Huawei.  

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal