Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

Francia / Alivio para la UEM y los mercados por la victoria de Macron

Publicado el 24/04/2017

Descargar documento completopdf

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas dan un respiro a la UEM, al quedar prácticamente despejada una de las grandes amenazas políticas de este año. Con ello se aleja una de las mayores incertidumbres que atenazaba a los inversores, como ha reflejado la fuerte subida del euro y las bolsas.

• Esta vez, las encuestas sí acertaron al anticipar un escenario, a priori, positivo para la situación política de Francia y de la UE: Macron, representante del centro-izquierda, vence en la primera vuelta y se disputará la presidencia francesa el próximo 7 de mayo con Marie Le Pen, líder de la ultraderecha.

• El conservador Fillon y los socialistas liderados por Hamon han reconocido su derrota y han pedido el voto para Macron. Solo Mélenchon, cuarto con el 19,5% de los votos, no se ha pronunciado todavía.

• Los mercados financieros dan prácticamente por segura la victoria de Macron en la segunda vuelta (las encuestas le otorgan una intención de voto superior al 60% frente a Le Pen).  Macron es un político reformista, proeuropeo y centrista, algo que tranquiliza a los mercados financieros.

•  La posibilidad de que Le Pen alcance la presidencia es muy reducida: i) las encuestas han clavado los resultados en la primera vuelta y dan como claro favorito a Macron en la segunda; ii) la intención de voto de Le Pen ha ido a menos a lo largo de la campaña; y iii) los dos candidatos de los partidos mayoritarios en Francia, los republicanos y el partido socialista, han pedido el apoyo de sus votantes a Macron.

•  En todo caso, hay que tener en cuenta que el sistema político francés otorga un peso limitado al presidente y que el Parlamento ejerce un fuerte control sobre el gobierno. Por tanto, serán muy importantes los resultados de las elecciones legislativas de junio: seguramente Macron va a ser el presidente de Francia, pero va a ser mucho más difícil que obtenga mayoría parlamentaria y su gobierno necesitará el apoyo de otras formaciones.

Reacción en los mercados

Lo que es un gran alivio, desde una perspectiva política, está siendo para los mercados toda una fiesta de celebración, al menos, en las primeras horas de negocio del lunes. Haciendo un recorrido por los principales mercados, cabe destacar:

Fuerte apreciación del euro frente al dólar. Llega a apreciarse hasta 1,093 eur/usd, aunque luego cede hasta niveles ligeramente superiores a 1,08, referencia clave que, si consolida, puede suponer el punto de arranque de otro tramo al alza del euro.

Tirón alcista en la renta variable. La ganancia más abultada se la anota la bolsa francesa (+4% el CAC 40), seguida de la italiana y la española, ambas con avances por encima del 3%. Subidas similares registra el Euro Stoxx 50, gracias al peso que en él tienen los bancos, sector que repunta más del 6%.  El Ibex, en particular, alcanza un máximo en 10764 puntos, con todos sus valores en positivo y revalorizaciones en torno al 5% en sus valores bancarios.

Subida de la tir del bund alemán a 10 años y caída de las primas de riesgo en periféricos. La tir alemana repunta 10 pb hasta 0,35%, mientras las primas se reducen en torno a 20 pb en los bonos italianos, portugueses y españoles. La tir española a 10 años baja 7 pb hasta 1,62%. Mejor comportamiento es el que protagoniza la tir francesa al mismo plazo, que se relaja 10 pb hasta 0,84%, con la prima de riesgo situándose por debajo de 50 pb, algo que no ocurría desde el pasado mes de enero.

Repunte de los tipos de interés implícitos a corto plazo. El tipo Eonia cotizado de forma implícita para dentro de uno y dentro de dos años ha experimentado una subida de 6 y 10 pb, respectivamente. Alcanza niveles del -0,21% en el primer caso. En cuanto al Euribor a 12M, el tipo implícito cotizado para finales de año lo sitúa en torno a -0,03%.

En nuestra opinión

El resultado de estas elecciones es una noticia muy positiva porque prácticamente descarta un escenario político con implicaciones muy adversas para el futuro de la UEM y, por tanto, para los mercados financieros. Una vez despejado el riesgo político, la atención de los inversores va a volver a dirigirse a la economía, donde las perspectivas continúan siendo positivas. En este sentido, la consecuencia más inmediata es que el BCE va a tener más difícil a partir de ahora seguir demorando el proceso de normalización monetaria. Salvo sorpresas negativas con los datos de crecimiento e inflación (el viernes se publicará el dato de abril, para el que esperamos una subida hasta el 1,7% desde el 1,5%), el BCE no debería tardar en anunciar algún paso adicional en la reducción de estímulos, como un nuevo recorte del volumen de compras de activos y/o un ajuste en el tipo de la Facilidad de Depósito (subiéndolo hasta el -0,25% para hacer simétrico el corredor), aunque probablemente no será hasta septiembre.

Por tanto, el camino queda despejado para las tendencias en marcha en los principales mercados, es decir, buen comportamiento de los activos de riesgo, sobre todo la renta variable, apreciación del euro y rentabilidades de la deuda al alza.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal