Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

FMI / Nuevo recorte en la previsión de crecimiento

Publicado el 21/01/2019

Descargar documento completopdf

El FMI vuelve a revisar a la baja el crecimiento previsto para 2019 y 2020, debido, principalmente, al impacto negativo de la política proteccionista en curso y al decepcionante comportamiento que han mostrado buena parte de los indicadores de actividad en el 4T18. Los riesgos para el escenario se concentran a la baja, siendo la principal amenaza un agravamiento de la guerra comercial.

 

El FMI volvió a recortar la previsión de crecimiento mundial en 0,2 p.p. hasta 3,5%, para 2019; y en 0,1 p.p. hasta 3,6%, para 2020. Se trataría del escenario más débil desde 2016.

El crecimiento para el agregado de las economías desarrolladas se revisa 0,1 p.p. a la baja en 2019, hasta 2,0%, y se mantiene sin cambios en el 1,7% la previsión para 2020. Estos datos ocultan una gran disparidad por países.

En el lado positivo, destaca EEUU que, pese a la guerra comercial en curso y al cierre de la administración forzado por Trump (ya está siendo el más largo de la historia moderna del país), el FMI mantiene sin cambios su previsión de crecimiento en el 2,5%, para 2019; y en el 1,8% para 2020.

En el lado negativo, se encontraría la UEM, que sufre un recorte de 0,3 p.p., hasta 1,6%, en la previsión para 2019, si bien se mantiene sin cambios el 1,7% para 2020. La mayor parte de la revisión de 2019 se concentra en Alemania, a la que recorta 0,6 p.p., hasta 1,3%, el crecimiento para 2019, debido al impacto negativo sobre el sector del automóvil de la entrada en vigor de una nueva normativa sobre la emisión de gases y al enfriamiento de la demanda externa. También se muestra menos optimista con Italia, que ve reducida su previsión para 2019 en 0,4 p.p., hasta 0,6% (mínimo desde 2015), debido a la debilidad de su demanda interna y a la importante carga financiera que supone su elevada prima de riesgo soberano.

• Mención especial para Reino Unido, que apenas ve modificada su previsión de crecimiento (ver tabla), si bien el propio FMI reconoce que estas estimaciones están sujetas a una elevada incertidumbre y que se elaboraron bajo el supuesto de que se alcanzaba un acuerdo en 2019 para que Reino Unido saliera de la UE. Hoy Theresa May presentará una propuesta de hoja de ruta alternativa al Parlamento para que sea votada el 29 de enero.

Las economías emergentes, por su parte, también presentan una revisión a la baja de 0,2 p.p., hasta el 4,5%, en el crecimiento estimado para 2019, pero se mantiene si cambios en el 4,9% la previsión para 2020. De nuevo, el dato agregado oculta una importante disparidad por regiones y por países.

Asia emergente sería la nota positiva, al confirmarse el escenario de octubre, gracias que las previsiones, tanto para China como para India, se mantienen prácticamente sin cambios (ver tabla). Asimismo, se confirma la tendencia divergente para las dos principales economías de la región: mientras que China frenaría su ritmo de crecimiento hasta un 6,2% en 2019 y 2020, mínimos desde 1990; India lograría incrementar su ritmo de avance lentamente en ese periodo hasta máximos desde 2015.

• El resto de regiones, presenta revisiones a la baja, siendo la más pronunciada en Europa emergente: -1,3 p.p. hasta 0,7% en 2019; y -0,4 p.p., hasta 2,4% en 2020. Este deterioro de expectativas se debe a una recesión más profunda de lo estimado en octubre para Turquía que, además, mostrará una recuperación en 2020 más suave de lo contemplado hace tres meses. (El FMI no ofrece cifras para Turquía). Por su parte, América Latina ve recortado el crecimiento previsto en 0,2 p.p., tanto en 2019 como en 2020, hasta un 2,0% y un 2,5%, respectivamente. Detrás de esta revisión se encuentra el menor crecimiento que se espera para México (-0,4 p.p. hasta 2,1% en 2019; y -0,5% p.p. hasta 2,2%, en 2020) y que la recesión en Venezuela será todavía más intensa de lo esperado en octubre, si bien no lo cuantifica (en octubre ya estimaba un retroceso del 7,0% acumulado en 2019 y 2020).

• Por su parte, las expectativas para los países productores de petróleo se han visto afectadas negativamente por un ajuste a la baja en las previsiones para los precios del crudo: para 2019 el FMI maneja un precio por barril de unos 59 dólares, 10 dólares por debajo del informe de octubre, niveles de los que no se alejará significativamente en 2020. En consecuencia, el crecimiento previsto para Rusia se recorta en 0,2 p.p. hasta 1,6% en 2019; y en -0,1 p.p., hasta 1,7% en 2020. Arabia Saudí presenta un recorte de 0,6 p.p., hasta 1,8% en 2019, que no se compensa con el aumento de 0,2 p.p., hasta 2,1%, de 2020. Por su parte, a Nigeria le reduce la previsión en 0,3 p.p. tanto en 2019 como en 2020, hasta un 2,0% y un 2,2%, respectivamente.   

Los riesgos para este escenario se concentran claramente a la baja. La principal amenaza sigue siendo que se intensifiquen las tensiones comerciales, pese a lo cual el FMI mantiene prácticamente sin cambios su previsión para el comercio mundial (ver tabla). Tampoco conviene olvidar la posibilidad de que China presente una desaceleración más pronunciada de lo esperado y que Reino Unido abandone la UE sin acuerdo. Todos estos factores tensionarían las condiciones las financieras globales, incidiendo negativamente en el crecimiento, sobre todo teniendo en cuenta los elevados niveles de deuda pública y privada que se dan en alguna de las principales economías. En este contexto de menores perspectivas de crecimiento y riesgos a la baja, el FMI establece que la principal prioridad es que los países lleguen a un entendimiento para resolver sus diferencias en materia de comercio, en lugar de adoptar posiciones más agresivas que sólo sirven para desestabilizar una economía global que ya está dando evidencias de desaceleración. Al mismo tiempo, se deben adoptar medidas para aumentar el crecimiento potencial, sobre todo en las economías desarrolladas, y reforzar los "colchones" fiscales y financieros

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal