Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

FMI / La estabilidad financiera se afianza a corto plazo

Publicado el 19/10/2017

Descargar documento completopdf

El capítulo uno del Informe de Estabilidad Financiera Global de octubre de 2017 alerta de que, aunque “la estabilidad financiera se afianza, las crecientes vulnerabilidades podrían hacer peligrar el crecimiento”. Según el FMI, las políticas monetarias mantenidas por los bancos centrales para apuntalar el crecimiento están creando una falsa sensación de seguridad y haciendo posible que reaparezcan, nuevamente, excesos financieros, como el mayor endeudamiento de las economías y la toma de mayores riesgos en activos poco líquidos. Si no se les presta atención, estas vulnerabilidades seguirán creciendo y podrían echar por tierra la recuperación económica si se produce algún tipo de shock. 

Aspectos positivos de la recuperación: los tipos de interés y el avance de los precios de los activos estimula el crecimiento; los grandes bancos sistémicos han añadido 1 billón de dólares a sus colchones de capital desde 2009; la inversión extranjera en emergentes ha aumentado; el repunte de la economía mundial ha suscitado expectativas de recuperación sostenida lo que permitiría a los bancos centrales normalizar la política monetaria en un momento dado.

Aspectos de preocupación: el aumento del valor de los activos financieros y el creciente endeudamiento a nivel global que hace el sistema más vulnerable a futuros shocks. Los agentes están minusvalorando la probabilidad de shock, que podría venir de riesgos geopolíticos, un pico inflacionario o un aumento repentino de los tipos a largo plazo.

Políticas mitigadoras: es tiempo de fortalecer el sistema financiero global. Las políticas monetarias tendrán que ir normalizándose manteniendo un delicado equilibrio entre evitar una mayor acumulación de riesgos financieros fuera del sector bancario y resolver las dificultades heredadas de la crisis que aún subsisten. Se deberían poner en marcha políticas de comunicación sobre el repliegue de las medidas monetarias; políticas macroprudenciales orientadas a desalentar los riegos relacionados con el crédito; extremar la supervisión de los modelos de negocio de los bancos asegurando su sostenibilidad (un tercio de los bancos de importancia sistémica que totalizan 17 billones de dólares en activos -1/3 del total de bancos de importancia sistémica- tendrían dificultades para alcanzar un nivel de rentabilidad que les permita resistir shocks), finalizar la reforma regulatoria internacional y aumentar el nivel de cooperación.

Leer más...

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal