Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

FMI / ¿A qué responde el escaso crecimiento salarial en las economías desarrolladas?

Publicado el 29/09/2017

Descargar documento completopdf

El FMI analiza las razones por las que los salarios están creciendo a ritmos inferiores a los registrados antes de las crisis de 2008-09 y apunta, como principales factores, a la baja productividad y al gap existente en los mercados laborales. Además, considera que no aparecerán presiones alcistas sobre la inflación hasta que se reviertan estos factores, lo que deberá ser tenido en cuenta por parte de los bancos centrales a la hora de reducir los estímulos monetarios.


Los últimos años del ciclo actual han estado caracterizados por un relativo dinamismo en los mercados laborales (fuerte creación de empleo y descenso en las tasas de paro) de las economías desarrolladas que, sin embargo, no se ha correspondido con un repunte en los salarios nominales (crecen por debajo de los ritmos registrados antes de la crisis de 2008-09). El FMI analiza en el Capítulo II del próximo Informe de Previsiones de octubre las razones de este comportamiento, dado que considera que es fundamental para poder proporcionar una política económica adecuada.

Entre los factores cíclicos que afectan a los salarios, el FMI confirma lo que indica la teoría económica: el escaso crecimiento de la productividad del trabajo que está caracterizando a este ciclo expansivo sería el principal factor detrás de ese bajo crecimiento de los salarios. También argumenta que aún existe exceso de capacidad en determinados mercados laborales, tal y como reflejan: (i) el descenso en el número de horas trabajadas; (ii) el aumento en el número de trabajadores a tiempo parcial por motivos económicos (querrían trabajar a tiempo completo); y (iii) el incremento en el número de contratos temporales.

El impacto de unos y otros factores difiere entre economías. En aquellas economías donde la tasa de paro aún se sitúa en niveles elevados o por encima de las tasas pre-crisis (casos de Italia, Portugal y España), el FMI estima que el elevado paro explica en torno a la mitad del flojo crecimiento salarial desde 2007. Por tanto, lo más probable es que los salarios no retomen ritmos pre-crisis hasta que el mercado laboral no reduzca ese exceso de capacidad. Por el contrario, los países en los que la tasa de paro sí que ha retomado niveles pre-crisis (los casos de EEUU, Alemania, Japón o Reino Unido), el escaso crecimiento de la productividad explica 2/3 del flojo aumento en los salarios nominales. En este caso, las elevadas tasas de trabajadores a tiempo parcial de forma involuntaria son un indicador de que la tasa de paro no refleja fielmente el exceso de capacidad existente. Lo más relevante en este sentido es que el FMI considera fundamental conocer el verdadero gap en los mercados laborales para poder valorar las presiones sobre la inflación y, por tanto, evaluar el ritmo apropiado de retirada de estímulos monetarios. Este toque de atención a los bancos centrales se produce justo cuando la Fed, el BoE e, incluso, el BCE, están dado pasos adicionales (caso de la Fed) o han realizado comentarios más favorables sobre la necesidad de retirar de forma gradual estos estímulos en el corto plazo.

El FMI también apunta a factores de tipo estructural que afectan al mercado laboral para explicar este fenómeno. Según su análisis, el trabajo a tiempo parcial de forma involuntaria (+75% en media entre las economías desarrolladas) se está dando en mayor medida en aquellas economías donde las expectativas de crecimiento están por debajo del potencial, han crecido los procesos de automatización, tienen mercados laborales menos flexibles y el peso del sector servicios ha repuntado recientemente. En estos casos, el organismo considera necesario introducir medidas para enfrentar las vulnerabilidades de este tipo de trabajadores (y reducir los niveles de desigualdad de la renta), tales como ampliar la cobertura del salario mínimo, aumentar la paridad con los trabajadores a tiempo completo en materia de vacaciones y permisos, así como fortalecer la educación secundaria y superior para aumentar el capital humano en el medio y largo plazo.

Variación de los salarios nominales cuando...

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal