Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Sigue empeorando el saldo corriente exterior

Publicado el 03/06/2019

Descargar documento completopdf

Tras cerrar el primer trimestre con el peor registro en dicho periodo en siete años, el superávit de la balanza por cuenta corriente en términos anuales se reduce hasta mínimos desde finales de 2014 (0,7% del PIB), lastrado por el mal comportamiento de las balanzas de rentas y, sobre todo, de bienes no energéticos, que se deriva, a su vez, del debilitamiento del contexto internacional. 

Por primera vez en lo que va de año, la balanza por cuenta corriente registró superávit en marzo, si bien fue de apenas 26 millones de euros, la cifra más baja en dicho mes desde 2012. De este modo, en términos acumulados de 12 meses el saldo positivo se sitúa en 9.016 millones (0,7% del PIB), mínimo desde oct-14.   

El fuerte deterioro de la balanza corriente en el 1T19 (saldo de -4.215 millones de euros vs -1.971 millones hace un año) se explica, fundamentalmente, por el mal comportamiento del saldo comercial[1], tanto el componente energético, cuyo déficit aumenta un 7,7% interanual hasta 6.873 millones de euros, como, sobre todo, el no energético, cuyo saldo negativo casi se quintuplica hasta 2.591 millones. También empeora la balanza de rentas, al aumentar su déficit un 10,6% hasta 5.198 millones. Por su parte, el superávit de turismo aumenta ligeramente, un 2% hasta 6.947 millones.  

Dentro de la balanza de bienes y servicios, tanto las exportaciones como las importaciones se debilitan, pero éstas últimas siguen creciendo (así sucede desde hace un año) por encima (+2,7% vs +0,9%):

•·        Entre las exportaciones, las de bienes se estancan, lo que supone el peor trimestre desde mediados de 2016, lastradas por el descenso de las energéticas (-7% vs +0,5% las no energéticas), mientras que los ingresos por turismo crecen un 3,7%, dos puntos menos que el trimestre anterior.

•·        En cuanto a las importaciones, se moderan, tanto los pagos por turismo (+6,5%, casi cinco puntos menos que en el 4T18) como las compras de bienes (+3,2% vs +6,1%), especialmente las energéticas (+1,4% vs +3,5% el resto).

Si al elevado déficit corriente le restamos el superávit de la balanza de capital (799 millones de euros, cifra que supera en un 9% la de enero-marzo del pasado año), el resultado es una necesidad de financiación de la economía por 3.417 millones, casi tres veces más que un año antes (-1.238 millones).

Por lo que respecta a la balanza financiera (excluido el Banco de España), registra hasta marzo un saldo neto negativo de 5.841 millones de euros, lo que significa que las inversiones de españoles en el exterior fueron inferiores a las de extranjeros en España (es decir, hay una entrada neta de fondos); esta cifra, además, contrasta con la de hace un año, cuando el saldo neto fue positivo (1.639 millones). Inversión directa y, sobre todo, de cartera contribuyen a este resultado:

•·        El saldo de la inversión de cartera es negativo, en contraste con el registro de hace un año (-25.710 millones vs 3.423 millones): los activos (inversiones de españoles en el exterior) aumentan en 1.119 millones, muy por debajo de los pasivos (inversiones de extranjeros en nuestro país), que crecen en 26.830 millones. 

•·        La inversión directa también registra un saldo negativo, aunque ligeramente inferior al del pasado año (-2.354 millones vs -2.480 millones), fruto del mayor incremento de los pasivos (8.910 millones vs 6.556 millones los activos).

•·        Por su parte, la otra inversión es la única que registra un saldo neto positivo en enero-marzo (21.862 millones), frente al ligero saldo negativo del mismo periodo de 2018 (-823 millones). Este resultado procede de un aumento de los activos por 27.860 millones, casi cinco veces superior al de los pasivos (5.997 millones).


[1] Datos de comercio de bienes (energéticos y no energéticos) en términos de Aduanas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal