Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Septiembre arroja un buen dato de empleo

Publicado el 02/10/2020

Descargar documento completopdf

Como ya sucediera el mes anterior, septiembre también ha arrojado un aumento histórico de la afiliación media (+84.000). En todo caso, no hay que perder de vista que venimos de una destrucción de empleo también sin precedentes; de hecho, todavía hay medio millón de afiliados menos que antes del estallido de la crisis.

En estas circunstancias, los ERTEs siguen cumpliendo un papel fundamental para amortiguar el impacto de la crisis, máxime cuando los rebrotes de la pandemia están obligando a introducir nuevas restricciones, con el consiguiente freno de la actividad. Esto se refleja, a su vez, en la ralentización en la reincorporación de trabajadores afectados: al cierre de septiembre, quedaban 728.909 trabajadores, lo que supone una reducción de sólo 83.529 en el último mes. A este respecto, el Gobierno ha extendido los beneficios para empresas y trabajadores hasta el próximo 31 de enero, y no es descartable que se prorroguen más allá de dicha fecha 

 Pese al dato histórico de afiliación, el volumen total sigue lejos de los niveles pre-Covid

La afiliación media ha crecido en 84.013 personas en septiembre (+0,4% mensual), lo que supone un nuevo récord en dicho mes (+3.224 en sep-19); el volumen total (18,88 millones) es el más alto desde marzo. Con datos a fin de mes, se contabiliza una subida de 252.423 afiliados, y ello a pesar de la intensa caída anotada el día 30 (casi 168.000 afiliados menos).

En términos desestacionalizados, el aumento, el cuarto consecutivo, es de 109.271 afiliados. En consecuencia, el tercer trimestre cierra con un incremento del 1,9% trimestral (+352.580 afiliados). En todo caso, hay que tener en cuenta que en las circunstancias excepcionales de estos últimos meses los datos desestacionalizados han perdido relevancia.

Como se ve en los gráficos anteriores, desde el mínimo alcanzado a finales de abril el empleo ha aumentado en 447.367 afiliados, lo que supone menos de la mitad (en concreto, el 47,2%) de todo el empleo destruido en el mes y medio anterior (-948.000 afiliados); es decir, todavía faltan más de medio millón de afiliados para recuperar los niveles pre-Covid.

Por actividades, dentro del Régimen General, en septiembre aumenta la ocupación, sobre todo, en educación (+55.428 afiliados), por el inicio del curso escolar, seguida de actividades administrativas y agricultura (+40.005 y +36.409, respectivamente). Por el contrario, la afiliación cae de forma acusada en hostelería (-47.353) y, a cierta distancia, comercio (-20.002) y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-6.228).

Por lo que respecta a los ERTEs, al cierre de septiembre había 728.909 trabajadores afectados; esto supone una reducción de sólo 83.529 en el último mes (-10,3% vs -27,4% en agosto), lo que evidencia que el debilitamiento de la recuperación ha ido frenando la reincorporación de trabajadores a sus puestos: la caída frente a los máximos de finales de abril es del 78,5%. Por su parte, las actividades más afectadas siguen siendo hostelería y comercio.

Por regiones, la mejora en los últimos meses, en lo que respecta al mercado laboral, es generalizada, con la excepción de País Vasco (levemente) y, muy especialmente, Baleares, donde los ritmos de destrucción de empleo se han intensificado; en concreto, en el archipiélago la caída interanual del empleo sigue siendo de dos dígitos (-13%). En el extremo opuesto se sitúan Castilla La Mancha y Murcia, donde, incluso, ya se superan los niveles de afiliación de hace un año.

La ratio afiliados ocupados/pensionista aumenta tres centésimas hasta 2,13, la más alta desde enero, pero por debajo de las anotadas en septiembre y diciembre de 2019 (2,17 y 2,16, respectivamente). A este respecto, por primera vez en tres meses, el número de pensionistas se reduce (-12.156), de modo que el volumen total se aleja aún más de los niveles pre-Covid (8,86 millones, frente a los más de 8,9 millones en febrero).

Por otro lado, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social quebró en agosto la senda alcista de los meses anteriores y se redujo en 8.400 hasta un total de 1,4 millones, 85.400 menos que en febrero.

El paro se reduce con fuerza

El dato de paro de septiembre también es muy positivo, al anotar la primera caída en dicho mes desde 2007 (-26.329 personas y -0,7% mensual) la más intensa de la serie en dicho mes (+13.907 hace un año); el total de parados se sitúa cerca de 3,78 millones.

En términos desestacionalizados, se registra el tercer descenso consecutivo (-66.518 parados), de modo que la caída media en el 3T20 es de 60.749, que contrasta con la intensa subida del 2T20 (+190.075 en media).

La contratación sigue lejos de los niveles de hace un año

El mes pasado se firmaron 1,63 millones de contratos (-22,1% interanual), el peor septiembre desde 2013, pero la cifra más alta desde que arrancó la actual crisis y la menor tasa de caída desde febrero. El 10% de los contratos firmados eran indefinidos, lo que supone el peso más alto sobre el total desde marzo; sin embargo, anotan un retroceso del 31,6%, frente a la caída del 20,8% en el caso de los temporales.

En cuanto a los beneficiarios de prestaciones por desempleo, en agosto se redujeron por tercer mes consecutivo: casi 300.000 hasta situarse por debajo de los tres millones (2,94 millones, un 52,6% más que hace un año); los gastos totales en prestaciones ascienden a 2.876 millones de euros (+73,2% interanual).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal