Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Señales positivas del sector exterior en el tramo final de 2020

Publicado el 19/02/2021

Descargar documento completopdf

En un contexto internacional marcado por la pandemia y el profundo deterioro de los intercambios de mercancías, el déficit comercial cierra 2020 con una intensa corrección: pasa del 2,5% al 1,2% del PIB, una cifra desconocida en, al menos, seis décadas. Aunque tanto exportaciones como, sobre todo, importaciones se reducen con fuerza en el conjunto del año (-10% y -14,7%, respectivamente, las mayores caídas desde 2009), se observa una senda de mejoría -o paulatina vuelta a la “normalidad”- en los últimos meses, especialmente en el caso de las exportaciones. Estas últimas crecieron en diciembre por primera vez desde que arrancó la crisis (+0,9% interanual), gracias a las ventas de alimentación -principalmente a China-, bienes de equipo -a Bélgica, Estados Unidos y Reino Unido- y automóvil -a Turquía, Italia y Reino Unido-.

El descenso de las exportaciones españolas en 2020 es ligeramente superior al anotado por otros países de nuestro entorno, como Alemania (-9,3%) o Italia (-9,7%), pero inferior al de Estados Unidos (-12,9%), Reino Unido (-14,6%) o Francia (-16,3%).

Como ya venía sucediendo en los meses anteriores, el déficit comercial se redujo con fuerza en diciembre hasta 1.073 millones de euros, prácticamente la mitad que en dic-19 y el mejor registro en dicho mes desde 1996. Mientras que las importaciones se mantienen en terreno negativo, aunque amortiguado (-3,3% interanual), las exportaciones crecen un 0,9%, algo que no sucedía desde febrero.

Como consecuencia de la reducción de precios (-2,5%), las exportaciones en volumen crecieron con más intensidad que en términos nominales (+3,4%). En el caso de las importaciones, sus precios cayeron un 6,3%, de modo que anotan una subida en volumen del 3,1%.

Pese a la mejoría observada, los intercambios comerciales de España se comportan en diciembre peor que los de otros países de nuestro entorno, tanto en el caso de las exportaciones como, sobre todo, de las importaciones. No obstante, en el conjunto del año la caída de las exportaciones está más alineada; no así las importaciones, donde España se sitúa a la cola.

En el conjunto de 2020 el déficit comercial se reduce por segundo año consecutivo, un 58% hasta 13.422 millones de euros: hay que retroceder hasta 1987 para encontrar un registro mejor. En términos de PIB, se sitúa en el 1,2% (2,5% anterior), mínimo desde que se dispone de datos (1962).

La corrección del déficit comercial en 2020 se explica por la evolución de sus dos componentes, sobre todo el no energético, que anota un superávit de 1.106 millones de euros (-8.737 millones en 2019), fruto del mayor retroceso de las importaciones (-10,8% vs -7,5% las exportaciones). En el caso de la balanza energética, el déficit se reduce un 37,5% hasta 14.528 millones de euros, el más bajo desde 1999: exportaciones e importaciones caen a tasas similares (-40,9% y -39,1%, respectivamente).

Entre los sectores no energéticos, todos mejoran sus saldos comerciales, excepto bienes de equipo y manufacturas de consumo, que amplían levemente sus déficits. Destacan, sobre todo, los superávits de alimentación y automóvil: en el primer caso, crece un 33,9% hasta 17.337 millones de euros (las exportaciones crecen un 5,5% y las importaciones caen un 4,8%); por su parte, el saldo positivo de automóvil alcanza los 8.119 millones, más del doble que el año anterior, fruto del mayor retroceso de las importaciones (-24,7% vs -12,7% las exportaciones).

La mejora del saldo comercial el pasado año se extendió a ambas áreas geográficas, tanto la UE (superávit histórico de 15.642 millones de euros, un 57,4% más que en 2019) como el resto del mundo (déficit de 29.064 millones, un 29,9% menos).

Por el lado de las exportaciones:

•·         Por destinos, las dirigidas a la UE cayeron el pasado año un 7,7%, mientras que el resto lo hizo con mayor intensidad (-13,3%). Los países con mayores contribuciones negativas a la tasa de variación de las exportaciones son Italia, por las menores ventas de automóvil y energía, Reino Unido, por bienes de equipo y automóvil, y Portugal, por manufacturas de consumo y energía. Por el contrario, contribuyen positivamente China, por las mayores ventas de alimentación, Dinamarca, por automóvil, y Finlandia, por materias primas y alimentación.

•·         Por tipo de mercancía, sólo contribuyen positivamente las ventas de otras mercancías y alimentación. Por el lado negativo, sobresalen automóvil, bienes de equipo y energía.

Por el lado de las importaciones:

•·         Por áreas geográficas, las compras extracomunitarias sufren un mayor deterioro (-17,6% vs -11,9% las procedentes de países de la UE). Los países con una mayor aportación negativa a la tasa general son Alemania, Francia, ambos por las menores compras de automóvil, y Libia, por energía. Por su parte, contribuyen positivamente Congo, por las mayores importaciones de productos energéticos, China, por bienes de equipo, y Tanzania, por materias primas.

Por productos, la aportación negativa a la tasa de variación global es generalizada, destacando bienes de equipo, automóvil y, sobre todo, energía.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.