Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Segundo mes consecutivo de reactivación de las compras de vivienda

Publicado el 14/09/2020

Descargar documento completopdf

La demanda de vivienda sigue recuperándose de forma muy gradual frente a los meses de mayores restricciones durante el estado de alarma. En cualquier caso, sigue por debajo de los niveles pre-COVID y, en lo que llevamos de año, se producen unas 80.000 transacciones menos que en 2019. Es decir, al mercado de la vivienda le está costando retomar la normalidad, lo que no sorprende, teniendo en cuenta la incertidumbre actual.

La compraventa de vivienda volvió a aumentar en julio (+20% mensual hasta las 32.654 transacciones), si bien se mantuvo cayendo algo más del 30% interanual por segundo mes consecutivo y se trata del peor mes de julio desde 2014. En cualquier caso, el impacto directo derivado de los meses de restricciones durante el estado de alarma habría quedado atrás; a partir de ahora, los fundamentales de la demanda y las consecuencias de la recesión económica que ha seguido al estado de alarma determinarán la evolución de la demanda en los próximos meses. En lo que llevamos de año, las compraventas han retrocedido un 26% hasta unas 233.100 viviendas (unas 81.200 transacciones menos que en 2019).

Entre tipo de vivienda, se observa un comportamiento algo peor en la vivienda usada (cayendo a ritmos interanuales entre el -35% y -55% en los últimos meses) que en la nueva la vivienda usada (rango de caídas entre -21%y -48% interanual). No obstante, este comportamiento desigual no se debe a los efectos de la pandemia, sino que prolonga la tendencia que se venía observando en los últimos años: desde mediados de 2018, la vivienda nueva viene creciendo con más fuerza que la usada.

Entre CCAA, en lo que llevamos de año, el deterioro ha sido ampliamente generalizado y en un rango de caídas que va desde el -18% de Murcia hasta el -30% de C. Valenciana, sin que se observe una mayor o menor caída en función a la incidencia de la crisis sanitaria entre regiones (ver gráfico a continuación). Sin embargo, el rango de caídas interanuales de julio es muy amplio y sí permite observar diferentes ritmos de reactivación. Destacan negativamente Canarias, Baleares, Madrid, Cataluña y C. Valenciana, con caídas por encima de la media nacional, prolongando las tendencias de 2018-19 (se trata de regiones que han crecido con fuerza en los primeros años de recuperación y que, ahora, se están estabilizando). Por el contrario, se están comportando mejor P. Vasco (interanual en positivo), Asturias, Extremadura, Navarra y Galicia, todas ellas regiones donde las compraventas crecían menos de la media en los primeros años en 2014-15 y que, entre 2018-19, se están creciendo más (o cayendo menos) que la media nacional.

En balance, el registro de compraventas de julio recoge una recuperación de las transacciones de vivienda frente a los meses de mayor confinamiento y restricciones, aunque el mercado no es capaz de recuperar aún los niveles pre-pandemia. Por el momento, sigue sin percibirse un deterioro adicional de la demanda y, por ejemplo, el mercado hipotecario se está comportando algo mejor de lo esperado y no está registrando un deterioro tan intenso. En cualquier caso, habrá que esperar a finales de este año para conocer los efectos de medio y largo plazo de la recesión que ha seguido a la crisis sanitaria. Actualmente, se percibe una elevada incertidumbre sobre el escenario, mientras que los fundamentales de la demanda se verán afectados, a grandes rasgos, por los actuales rebrotes del virus, por la delicada situación del mercado laboral y por las políticas de apoyo a las rentas de las familias.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal