Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / Se reduce la capacidad de financiación de la economía

Publicado el 02/10/2017

Descargar documento completopdf

La senda de mejoría que venía registrando el saldo financiero de la economía se interrumpió en el 2T17, al registrar una capacidad de financiación de 5.867 millones de euros (6.672 millones un año antes): la corrección del déficit de las AA.PP., cuyos ingresos se han beneficiado de los cambios normativos en el Impuesto de Sociedades, fue más que compensada por la peor evolución de familias y empresas. En el caso de los hogares, a pesar de la reactivación de su renta, el mayor dinamismo del consumo y la inversión (vivienda) explica el prolongado deterioro de su ahorro, en mínimos de nueve años, y de su posición financiera (su capacidad de financiación es la más baja desde 2009).

A nivel agregado de la economía, el empeoramiento de la capacidad de financiación procede del aumento del peso de la inversión, que recupera los niveles de hace cinco años (20,7%), mientras que el ahorro se estabiliza en máximos desde 2006 (22,5% del PIB).

La capacidad de financiación generada por la economía española en el 2T17 ascendió a 5.867 millones de euros, un 12,1% menos que en el mismo periodo de 2016 (6.672 millones) y que equivale al 2% del PIB trimestral. En términos acumulados de cuatro trimestres, la capacidad de financiación es la más baja del último año: 23.156 millones (2% del PIB, una décima menos que en el conjunto de 2016).

El descenso de la capacidad de financiación de la economía en abril-junio se debió al deterioro de la posición financiera del sector privado, tanto hogares como, sobre todo, empresas, que fue parcialmente compensado por la mejoría registrada en el caso de instituciones financieras y, en especial, AA.PP.

El déficit de las AA.PP. mantiene desde hace un año una senda descendente, con lo que, en términos acumulados de cuatro trimestres, se reduce a mínimos desde mediados de 2008: 41.334 millones de euros, cantidad equivalente al 3,6% del PIB (4,5% en 2016 o 4,3% si descontamos las ayudas al sistema financiero).

En el 2T17 el gasto en consumo del sector público se ralentizó sensiblemente (+0,4% interanual vs +1,8% anterior), mientras que la recaudación por impuestos creció muy por encima, tanto los indirectos (+4,8%) como, sobre todo, los directos (+13,2%). Por tanto, el desahorro generado por las AA.PP. se redujo con fuerza, un 21,9% hasta -15.309 millones de euros, el mejor registro en un segundo trimestre de los últimos nueve años. Por lo que respecta a la inversión, se contrajo por sexto trimestre consecutivo, un 2,2%.

Por lo que respecta a las empresas, registraron necesidad de financiación en el 2T17 por 1.792 millones de euros, en contraste con la capacidad de 3.506 millones en abril-junio de 2016: su renta disponible contabilizó la primera caída en dos años y medio (-1,3%), lastrada por el menor dinamismo del excedente bruto de explotación (+5,6%, cuatro décimas menos que en el 1T17), pero, sobre todo, a los mayores pagos por impuestos directos, que se disparan un 71,9%. Si a esto se añade la fuerte caída de las transferencias netas de capital recibidas (apenas 743 millones, un 55,1% menos que hace un año), se obtiene una cantidad insuficiente para financiar la inversión, que creció un 8,6% hasta 47.760 millones, el mejor registro en un segundo trimestre desde 2008. Por su parte, la capacidad de financiación acumulada en el último año por el sector empresarial asciende a 32.115 millones de euros, la cifra más baja desde el 1T16 (2,8% del PIB vs 3,1% al cierre del pasado año).

Cuentas No Financieras de los hogares

La RBD de las familias creció en el 2T17 al ritmo más alto en dos años, un 2,6% interanual. Ello fue consecuencia de la evolución de sus principales componentes: el excedente bruto de explotación creció un 3,4%, la remuneración de asalariados un 2,9% y el saldo neto de rentas de la propiedad un 10,1%; en cambio, el pago de impuestos se frena, tanto los directos (+2,7%, el menor avance del último año) como los indirectos (-0,6%).

En cuanto al gasto (nominal) en consumo final de los hogares, crece por encima de la RBD desde mediados de 2015 (un 4,6% interanual en abril-junio), de tal forma que el ahorro se redujo un 7,4% hasta 28.811 millones de euros. En términos anuales el ahorro continúa cayendo, cuatro décimas hasta el 6,5% de la RBD: hay que retroceder hasta el arranque de 2008 para encontrar una tasa más baja.

Aunque las transferencias netas de capital recibidas fueron negativas (-650 millones de euros), el ahorro menos dicha cantidad fue más que suficiente para financiar la inversión, y ello a pesar de que ésta aumentó un 10,1% hasta 8.347 millones, la cifra más alta en un segundo trimestre desde 2011. Por tanto, los hogares registraron en el trimestre una capacidad de financiación de 19.814 millones, una cifra muy inferior a la del año anterior (-15,4%), mientras que en términos acumulados de cuatro trimestres el dato es el más bajo desde 2009: 6.867 millones de euros (0,6% del PIB vs 1,6% en 2016).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal