Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Se reduce con fuerza el superávit corriente

Publicado el 02/12/2019

Descargar documento completopdf

En un contexto internacional menos favorable, derivado, en particular, del enfriamiento de nuestros principales socios de la UE, es destacable que el saldo exterior de la economía sigue siendo positivo, si bien mantiene una senda descendente. En este sentido, el superávit de la balanza corriente acumulado hasta septiembre (15.872 millones de euros) es el más flojo en dicho periodo desde 2015.

En cualquier caso, pese al mal dato de la balanza por cuenta corriente, hay que valorar positivamente el repunte de las exportaciones, pero también el empuje de las importaciones, tanto de bienes como de servicios, en la medida en que vendría a confirmar la recuperación del gasto interno, una vez superado el intenso debilitamiento del 2T19.

El superávit de la balanza por cuenta corriente ascendió en septiembre a 741 millones de euros, poco más de la mitad que hace un año (1.286 millones) y el peor registro en dicho mes desde 2011. En términos acumulados de 12 meses, el saldo positivo se sitúa en 21.336 millones, el 1,7% del PIB, la ratio más baja en cinco años (1,9% en el conjunto de 2018).  

  

El deterioro de la balanza corriente en septiembre se explica por el mal comportamiento del saldo comercial[1], tanto el componente energético, cuyo déficit aumenta un 8,5% interanual hasta 1.700 millones de euros, como, sobre todo, el no energético, que registró el peor dato en un mes de septiembre en 10 años: un déficit de 2.562 millones (+48,1%). También empeora, aunque muy levemente, la balanza de turismo, cuyo superávit se reduce un 0,2% hasta 4.721 millones. Por su parte, sólo mejora la balanza de rentas, al reducir su déficit un 7,7% hasta 860 millones.   

Dentro de la balanza de bienes y servicios, tanto las exportaciones como las importaciones se aceleran, pero éstas últimas lo hacen con más intensidad y siguen creciendo por encima (+5,4% vs +3,3%):

•·        Entre las exportaciones, las de bienes anotan el mayor crecimiento en 11 meses (+5,8% interanual), impulsadas por las no energéticas (+6,9% vs -4,4% las energéticas), mientras que los ingresos por turismo crecen un 3,1%, tres décimas más que en agosto.

•·        Por lo que respecta a las importaciones, se aceleran, tanto los pagos por turismo, dos puntos hasta el 9%, como, en especial, las compras de bienes (+8,9% vs -1,5% anterior), apoyadas en las no energéticas (+10,1% vs +1,2% las de energía).

En cuanto a la balanza de capital, su superávit (235 millones de euros) es un 30,5% inferior al del mismo mes de 2018. Como resultado de la suma de los saldos corriente y de capital, la capacidad de financiación de la economía se reduce con fuerza, un 40% interanual hasta 975 millones, el peor septiembre en ocho años.

Por lo que respecta a la balanza financiera (excluido el Banco de España), registra en septiembre un saldo neto negativo de 18.714 millones de euros, lo que significa que las inversiones de españoles en el exterior fueron inferiores a las de extranjeros en España (es decir, hay una entrada neta de fondos); esta cifra contrasta con la de hace un año, cuando el saldo neto fue positivo (7.907 millones) y, además, hay que retroceder hasta 2012 para encontrar un dato más negativo en un mes de septiembre. Todos los tipos de inversión, sobre todo las de cartera, contribuyen a este resultado:

•·        El saldo de la inversión de cartera es de -11.572 millones (-7.057 millones hace un año): los activos (inversiones de españoles en el exterior) aumentan en 3.161 millones, muy por debajo de los pasivos (inversiones de extranjeros en nuestro país), que crecen en 14.733 millones. 

•·        El saldo de la inversión directa (-658 millones), que contrasta con el del pasado año, que fue positivo (2.514 millones), es fruto del mayor incremento de los pasivos (3.919 millones vs 3.261 millones los activos).

•·        Por último, la otra inversión registra un saldo neto de -4.759 millones, frente al notable saldo positivo de sep-18 (12.199 millones). Este resultado se explica por la conjunción de aumento de los pasivos en 3.047 millones y reducción de los activos en 1.711 millones.

En los primeros nueve meses del año el saldo neto de la cuenta financiera (sin Banco de España) acumulado es ligeramente negativo, algo que no sucedía en dicho periodo desde 2013: -371 millones vs 30.098 millones en enero-septiembre de 2018. El saldo negativo de la inversión de cartera (-54.767 millones vs 21.690 millones el año pasado) contrarresta ampliamente los saldos positivos del resto de inversiones, tanto directas (13.290 millones vs -23.737 millones) como otras inversiones (48.296 millones vs 30.526 millones).


[1] Datos de comercio de bienes (energéticos y no energéticos) en términos de Aduanas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal