Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Se prolonga el deterioro de las exportaciones

Publicado el 21/03/2019

Descargar documento completopdf

La balanza comercial arranca 2019 prolongando las tendencias observadas en el tramo final del pasado año: lastrado por el mal comportamiento de las exportaciones, que acumulan tres caídas consecutivas (-1,3% en enero), se registra el mayor déficit en ocho años en dicho mes, mientras que en términos anuales el desequilibrio alcanza máximos desde finales de 2012 (2,8% del PIB).

El retroceso de nuestras exportaciones contrasta con los datos positivos en la UE (+2,2%), Alemania (+1,7%) o Francia (+5,2%); esto se explica por nuestra mayor dependencia de los mercados comunitarios (absorben las dos terceras partes de nuestras ventas), que están mostrando un marcado debilitamiento.  

El déficit comercial en enero se elevó hasta 4.483 millones de euros, un 13,9% más que en ene-18 y el peor registro en dicho mes desde 2011. A pesar de la ralentización de las importaciones (+0,9% interanual, el menor avance en cuatro meses), las exportaciones prolongan su deterioro y caen por tercer mes consecutivo (-1,3%).

En términos de volumen, las exportaciones se reducen con más intensidad (-2,2%), dado que sus precios aumentan un 0,8%. Por su parte, las importaciones crecen un 1,1%, como consecuencia de la leve caída de sus precios (-0,2%).

El déficit acumulado en los últimos 12 meses se sitúa en máximos desde oct-12: 34.388 millones de euros (2,8% del PIB, un porcentaje ligeramente superior al del conjunto de 2018).

Por componentes, la mejoría de la balanza energética fue más que compensada por el deterioro de la no energética. A este respecto, el déficit energético se reduce, por segunda vez en tres meses, un 7,4% interanual hasta 2.603 millones de euros, ya que las exportaciones se reducen más que las importaciones
(-22,8% vs -13,2%). En cuanto a la balanza no energética, registra un déficit de 1.880 millones, un 67,2% superior al de hace un año y el peor registro en un mes de enero desde 2010; en este caso, las importaciones aumentan 10 veces más que las exportaciones (+3,7% vs +0,4%). Entre los sectores no energéticos, mejoran los saldos de alimentos, semimanufacturas y, sobre todo, materias primas; en cambio, se deterioran con intensidad los de automóvil, bienes de equipo y de consumo. 

Por áreas geográficas, al deterioro del superávit con la UE (-13,3% interanual) se añade la ampliación del déficit con el resto del mundo, pese a que lo hace al menor ritmo desde mar-18 (+5,6%).

Por el lado de las exportaciones:

•·        Por destinos, retroceden las ventas a la UE (-2,3%, cuarta caída en cinco meses) y crecen levemente las extracomunitarias (+0,7%). Los países con mayores contribuciones positivas a la tasa general de las exportaciones fueron Argelia, por las mayores ventas de automóvil, Marruecos, por productos energéticos y automóvil, y Alemania, por bienes de equipo. Por el contrario, restaron crecimiento Holanda, por las menores exportaciones de energía, Francia, por energía y automóvil, y Turquía, también por automóvil.

•·        Por productos, contrasta la intensa aportación positiva de bienes de equipo y alimentación con la fuerte detracción de manufacturas de consumo.

En cuanto al análisis de las importaciones:

•·        Por áreas geográficas, caen, por segundo mes consecutivo, las compras procedentes de la UE (-0,9%) y crecen, aunque de forma amortiguada, las del resto del mundo (+2,8%, el menor avance en cuatro meses). Los países con una mayor aportación positiva a la tasa general fueron China, Estados Unidos, ambos por las mayores compras de bienes de equipo, y Rusia, por productos energéticos. Por su parte, restaron crecimiento Libia, Irán y Kazajstán, todos ellos por las menores compras de energía. 

•·        Por lo que respecta a las importaciones por productos, sólo otras mercancías, materias primas y, especialmente, productos energéticos tuvieron una aportación negativa a la tasa general. En sentido opuesto contribuyeron, fundamentalmente, los bienes de equipo.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal