Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Primera reducción de la inflación en cuatro meses, gracias a la electricidad

Publicado el 12/03/2021

Descargar documento completopdf

Tras el fuerte repunte del mes anterior, motivado, en gran medida, por el impacto de las adversas condiciones climatológicas sobre los precios de alimentos y electricidad, la inflación se “normaliza” en febrero y se reduce medio punto hasta el 0%. Dentro de una tónica desinflacionista generalizada, destaca el abaratamiento de algunos alimentos, servicios relacionados con el turismo y, sobre todo, la factura eléctrica.

En los próximos meses asistiremos a un suave ascenso de la inflación, en un contexto de paulatina recuperación de la demanda y efecto comparación con las caídas de los precios energéticos de hace un año
-estamos observando un encarecimiento del petróleo-, de modo que cerrará el año en torno al 1%.

Si bien la reducción de la inflación en febrero ha afectado a todos componentes, se explica, principalmente, por la contención de los precios de los productos energéticos, que caen en el último año un 4,2% (-1,8% anterior), arrastrados por la electricidad, que se abarata más que en 2020, lo que se traslada a los precios asociados a la vivienda (-1,1% vs 3,2% en enero). En sentido contrario se comportan los precios del gasóleo para calefacción y de carburantes y combustibles, que crecen este año, en contraste con las caídas de feb-20; esto último, a su vez, repercute en los precios del transporte (-1,2%, dos puntos más que el mes anterior).

Los servicios vuelven a la senda desinflacionista y reducen su tasa cuatro décimas hasta el 0,1%. Salvo el transporte, antes comentado, contribuyen a este comportamiento casi todas las parcelas, destacando turismo y hostelería, en especial los servicios de alojamiento, cuyos precios se estabilizan, frente a la subida de hace un año, y los paquetes turísticos, que se encarecen menos que en feb-20.

La inflación de la alimentación se sitúa en el 1,4%, dos décimas menos que el mes anterior, arrastrada por los alimentos elaborados, cuya tasa se reduce cuatro décimas hasta el 0,7%, la más baja en 16 meses, gracias al comportamiento de bebidas alcohólicas y, algo menos, preparados alimenticios, café, cacao e infusiones. En cambio, los alimentos frescos prolongan la senda alcista (2,6% vs 2,5% anterior), impulsados, sobre todo, por frutas y pescado, que contrarrestan la evolución contraria de legumbres y hortalizas.

La tasa de inflación de los bienes industriales no energéticos se reduce una décima hasta el 0,2%, fruto del abaratamiento artículos de uso personal y para el hogar y, en menor medida, muebles. A esto contribuye también el frenazo de la demanda en un contexto de medidas restrictivas para contener la pandemia.

La inflación subyacente retoma la senda de moderación, interrumpida en enero, y se reduce tres décimas hasta el 0,3%.    

Por lo que respecta a la inflación armonizada (IPCA), también cae medio punto y vuelve a terreno negativo, -0,1%. Dado que en nuestros socios de la UEM se ha mantenido estable, el diferencial negativo se amplía hasta un punto: hay que retroceder hasta jul-20 para encontrar una brecha negativa mayor.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.