Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Los rebrotes lastran la facturación de las empresas en agosto

Publicado el 21/10/2020

Descargar documento completopdf

Como se ha observado en otros indicadores, en los meses de verano las cifras de negocio sectoriales también han frenado la senda de mejoría, de forma más pronunciada en los servicios: la mayoría de actividades terciarias se están viendo muy afectadas por las medidas adoptadas para contener la pandemia.

Por primera vez en cuatro meses, la facturación del sector servicios intensifica en agosto su ritmo de caída, 1,4 puntos hasta el 15,3% interanual, de modo que el acumulado de julio-agosto arroja un descenso del 14,5%, que contrasta, en todo caso, con el desplome histórico del 2T20 (-31,3%). El descenso en agosto es generalizado por ramas de actividad, destacando agencias de viaje (-79,2%), transporte aéreo (-75,1%) y hostelería (-41,3%), donde el retroceso de alojamiento duplica el de los servicios de comidas y bebidas (-58,2% vs -29,2%). Por el lado menos negativo, destacan las actividades postales (+1,9%, tercera subida consecutiva); por su parte, el comercio acelera su descenso (-10,2%, 2,5 puntos más que en julio), si bien es cierto que venta y reparación de vehículos anota un ligero crecimiento en el mes (+0,4%).

En cuanto a la industria, la caída de su cifra de negocio en agosto se sitúa en el 10% interanual, 1,1 puntos menos que el mes anterior, mientras que, en lo que va de 3T20 acumula un descenso del 10,5% (-28,9% en abril-junio). Todas las ramas contribuyen a este retroceso, excepto las de bienes de consumo duradero, que crecen a un ritmo desconocido desde 2006 (+10,4%), gracias al repunte generalizado de todas las actividades, especialmente la fabricación de material de transporte, aparatos domésticos e industria del mueble. Por detrás se colocan los bienes de equipo, que apenas caen un 1,7%, destacando muy positivamente la reactivación de la fabricación de ordenadores. En el extremo opuesto se sitúan las ramas energéticas (coquerías y refino de petróleo), cuya facturación se desploma un 39,7%. En el caso de los bienes de consumo no duradero e intermedios las caídas son del 8% y el 8,2%, respectivamente, lastradas por tabaco y artículos de joyería en el primer caso -en contraste con la recuperación de la industria textil- y componentes electrónicos en el segundo.

En la siguiente tabla se observa el contraste entre las actividades industriales, donde la recuperación es cada vez más generalizada, y las terciarias, que presentan más dificultades. En este sentido, sólo tres actividades de servicios están en agosto por encima de los niveles de facturación de hace un año (seguridad e investigación, venta y reparación de vehículos y actividades postales), frente a 13 en el caso de la industria, entre las que destacan la fabricación de tejidos textiles y de material de transporte, con crecimientos en el entorno del 30%. Por el contrario, transporte aéreo y agencias de viaje están casi un 80% por debajo de las cifras de ago-19.  

En términos acumulados en los ocho primeros meses de 2020 sólo cuatro actividades, tres de ellas del sector industrial, anotan crecimientos de sus cifras de negocio: seguridad e investigación (+0,5%), productos de molinería (+1,2%), farmacia (+3,2%) y, sobre todo, material de transporte (+13,3%). En cambio, transporte aéreo, alojamiento y agencias de viaje acumulan caídas superiores al 50%.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal