Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Los intercambios comerciales siguen lejos de los niveles de hace un año

Publicado el 22/09/2020

Descargar documento completopdf

Los datos de comercio exterior dejan atrás los peores meses de la actual crisis (abril y mayo, cuando los intercambios anotaron retrocesos en el entorno del 40% interanual), aunque no abandonan el terreno contractivo: en julio caen por quinto mes consecutivo, tanto las exportaciones (-7,5%) como, sobre todo, las importaciones (-14,7%), que se ven favorecidas por la fuerte corrección de los precios energéticos. Dentro de las ventas al exterior, siguen destacando negativamente las de bienes de equipo y manufacturas de consumo, en contraste con el buen tono que mantiene la alimentación, principalmente productos cárnicos dirigidos a China, así como el leve repunte de automóvil, que registra el primer dato positivo desde febrero, gracias a las ventas destinadas a Francia.

La caída acumulada de las exportaciones en los siete primeros meses del año se sitúa en el 14,6% interanual, un deterioro algo más intenso que el sufrido por Alemania (-13,1%) e Italia (-14%), pero bastante por debajo del de Francia (-21,1%).

El déficit comercial prolonga en julio la senda de corrección iniciada a finales de 2019, y que, incluso, se ha intensificado en los últimos meses: se reduce un 87,7% interanual hasta 306 millones de euros, ya que las importaciones caen el doble que las exportaciones (-14,7% vs -7,5%). Hay que retroceder hasta 1985 para encontrar un déficit menor en un mes de julio.

En volumen, caen, tanto las exportaciones, un 6,4% interanual, ya que sus precios se contraen un 1,2%, como las importaciones, un 10,3% interanual, debido a que sus precios retroceden un 4,9%.

El déficit acumulado en los últimos 12 meses se sitúa en 22.661 millones de euros, la cifra más baja en tres años y equivalente al 1,9% del PIB (2,6% en el conjunto de 2019).

La reducción del déficit comercial en julio se explica por la mejoría, tanto del componente energético como, sobre todo, del no energético. En el caso de la balanza de energía, el déficit se reduce un 32,8% interanual hasta 1.236 millones de euros, el mejor registro en un mes de julio desde 1999: tanto las importaciones como, en especial, las exportaciones siguen cayendo con fuerza (-41,1% y -49,7%, respectivamente). Por su parte, el saldo no energético es positivo por primera vez en cuatro años (929 millones vs -648 millones en jul-19): en este caso, las exportaciones caen un 4,3%, seis puntos menos que las importaciones. Entre los sectores no energéticos, sólo empeoran las balanzas de materias primas (muy levemente) y, sobre todo, de bienes de equipo; en cambio, mejoran con intensidad los saldos de semimanufacturas, alimentación y, especialmente, automóvil.  

Por áreas geográficas, la mejoría también es generalizada, destacando la ampliación del superávit con nuestros socios de la UE, que casi se triplica hasta superar los 2.000 millones de euros, nuevo máximo histórico en un mes de julio. Por su parte, el déficit extracomunitario se reduce un 26,7% hasta 2.373 millones.

Por el lado de las exportaciones:

•·       Por destinos, las ventas a nuestros socios comunitarios apenas caen un 0,4%, mientras que las destinadas al resto del mundo retroceden un 17%. Por su parte, los países con mayores contribuciones negativas a la variación de las exportaciones son Reino Unido, por las menores ventas de automóvil, Corea del Sur, por bienes de equipo, e Italia, por energía y automóvil. Por el contrario, tuvieron una aportación positiva Alemania, por las exportaciones de bienes de equipo y automóvil, China, por alimentación, y Turquía, por automóvil.

•·       Por tipo de mercancía, sólo las ventas de automóvil y de alimentación, con crecimientos del 1,5% y 2,9% interanual, respectivamente, contribuyen positivamente a la variación global de las exportaciones. En el extremo opuesto se sitúan, además de productos energéticos, bienes de equipo y manufacturas de consumo (-9% y -12,8%).

Por el lado de las importaciones:

•·       Por áreas geográficas, las caídas también son generalizadas, especialmente intensas las procedentes de países no UE (-19,3% vs -10% las comunitarias). Los países con una mayor aportación negativa a la tasa general fueron Alemania, por las menores compras de automóvil, Libia, por energía, e Italia, por semimanufacturas y automóvil. Por su parte, tuvieron una contribución positiva Suiza, por las mayores importaciones de productos químicos y medicamentos, Venezuela, por productos energéticos, y Australia, por bienes de equipo.

Por productos, sólo contribuyen positivamente las importaciones de bienes de consumo duradero (+9,8%), mientras que en el externo opuesto se sitúan los ya mencionados productos energéticos, automóvil (-22,2%) y semimanufacturas (-23,8%).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal