Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Los ERTEs logran frenar la destrucción de empleo en abril

Publicado el 05/05/2020

Descargar documento completopdf

Tras la debacle sufrida por el mercado laboral en apenas 15 días de marzo, el deterioro ha continuado en abril, pero con menor intensidad de la prevista. El empleo se ha reducido en 548.000 afiliados en media mensual y en 49.000 teniendo en cuenta los datos a cierre de mes, cifras muy inferiores a las registradas en marzo, debido a la amplia utilización de ERTEs: los afiliados afectados por una suspensión temporal de empleo han pasado de en torno a un millón a finales de marzo a casi 3,39 millones un mes después, lo que representa casi la cuarta parte de los afiliados en el Régimen General.

En cualquier caso, el volumen total de afiliados baja de los 19 millones por primera vez en 14 meses y se sitúa en mínimos desde feb-18, lo que da muestra del grave daño que la actual crisis está causando en el mercado laboral. Por su parte, a diferencia de lo ocurrido el mes anterior, el paro ha aumentado más de lo que ha caído la afiliación: casi 283.000 personas hasta 3,83 millones, máximo desde 2016.

La afiliación, en niveles de hace dos años...

En términos de afiliación, el empleo se reduce en 548.093 afiliados medios (-2,9% mensual), lo que constituye el peor mes de abril de la serie, mientras que el volumen total de afiliación se sitúa en 18,46 millones, mínimo desde feb-18. Por su parte, tras la caída histórica de marzo, los datos de fin de mes de abril muestran una pérdida de poco más de 49.000 afiliados, que, en todo caso, también es el peor dato de la serie en este mes.

    

Con datos desestacionalizados, la afiliación media se reduce en 691.054 personas, que es el peor registro de la serie, superando ampliamente el del mes anterior, que ya fue especialmente negativo (-356.703).

Los ERTEs han sido claves para amortiguar la pérdida de afiliación en abril. En este sentido, a día 30 casi 3,39 millones de afiliados estaban sujetos a un ERTE, lo que supone el 24,25% de los afiliados en el Régimen General. El 61% se concentran en cuatro regiones: Comunidad Valenciana, Andalucía, Madrid y, sobre todo, Cataluña, con uno de cada cinco trabajadores afectados del total nacional. Del total de trabajadores sujetos a ERTE, la inmensa mayoría (casi 3,1 millones) se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor, y fundamentalmente en actividades del sector terciario, especialmente las relacionadas con la hostelería y el comercio.

Variación de la afiliación por secciones de actividad

Variación de la afiliación por Regímenes

Por actividades, como se aprecia en el siguiente gráfico, sólo aumentan la afiliación en abril las actividades sanitarias y servicios sociales (también lo hicieron en la segunda mitad de marzo), hostelería y construcción. En cambio, la afiliación cae con intensidad en actividades profesionales, comercio y educación.

Por Regímenes, el General sigue siendo el que sufre el mayor deterioro en términos absolutos, con la pérdida de 48.266 afiliados en el mes, mientras que, en el caso del Régimen Especial de Autónomos, el descenso es de 19.800 afiliados.

La ratio afiliados ocupados/pensionista se mantiene en el 2,07, que es la más baja en tres años y muy inferior a las ratios de dic-19 (2,16) y de abr-19 (2,17). En todo caso, como ya sucedió en marzo, la caída del número de pensionistas (-6.503) está frenando un deterioro mayor de dicha ratio; en este sentido, entre marzo y abril el volumen total de pensionistas ha menguado en 14.880 personas, casi la mitad de ellos perceptores de prestaciones por jubilación, que es el grupo de población, el de más edad, más afectado por el Covid-19.   

... y el paro, en máximos desde mediados de 2016

El paro se incrementa en 282.891 personas (+9,3% mensual), un aumento también histórico en un mes de abril, hasta un total de 3,83 millones, la cifra más alta desde may-16.

Por su parte, en términos desestacionalizados el incremento es, incluso, mayor (+370.173 parados, nuevo máximo de la serie).

La contratación, en niveles de hace 25 años

El número de contratos firmados en abril se situó en 673.149, un 61,9% menos que el año pasado: hay que retroceder hasta 1995 para encontrar un mes de abril con una contratación más baja. El 8,8% de los contratos fueron indefinidos, el menor porcentaje en cuatro meses, con un retroceso superior al de los temporales (-66,3% vs -61,4%).

Por lo que respecta a los beneficiarios de prestaciones por desempleo, en marzo aumentaron con fuerza (+107.192): desde 2009 no se anotaba un ascenso en marzo. El total se sitúa en 2,11 millones (+15,2% interanual), máximo desde feb-16. Por su parte, los gastos totales en prestaciones ascienden a 1.789 millones de euros, un 17,5% más que en mar-19.

Por último, el número de parados sin prestación aumentó en más de 195.000 personas hasta cerca de 1,44 millones, el 40,5% del total; en términos interanuales se registra el primer aumento en cinco años (+1%).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal