Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Leve repunte de la inflación por la factura eléctrica

Publicado el 14/10/2020

Descargar documento completopdf

Aunque la inflación se mantiene en septiembre en terreno negativo por sexto mes, repunta ligeramente, una décima hasta el -0,4%, impulsada, básicamente, por los precios de la electricidad y, en menor medida, algunos servicios (paquetes turísticos) y alimentos frescos (frutas, legumbres y hortalizas). Por el contrario, transporte y servicios de alojamiento muestran un comportamiento desinflacionista.

En lo que va de año los precios de los servicios y los productos energéticos explican el descenso de la inflación.

Nuestra previsión de inflación para los próximos meses apunta a una prolongación de la suave senda ascendente, aunque se mantendrá en terreno ligeramente negativo, de modo que la media anual se situaría en el -0,2%.  

El grupo que más contribuye al repunte de la tasa de inflación en septiembre es el de productos energéticos, cuya tasa se sitúa en el -8,5%, ocho décimas más que en agosto y la más alta en siete meses. Ello es consecuencia de la subida del precio de la electricidad, en contraste con la evolución contraria de hace un año, lo que repercutió, a su vez, en los precios asociados a la vivienda (-1,4% vs -2,7% anterior). En sentido contrario contribuyeron los precios de gasóleo para calefacción y de carburantes y lubricantes, que se redujeron, frente a la subida de hace un año; en el caso de los carburantes, ello se trasladó a los precios del transporte (-5% vs -4,4%).

La inflación de los servicios también repunta, una décima hasta el 0,3%, debido a las partidas de precios de los paquetes turísticos y, en menor medida, de la educación. En cambio, se moderan las tasas de transporte, comunicaciones y servicios de alojamiento.

La inflación del grupo de alimentación aumenta una décima hasta el 2,1%, como consecuencia del encarecimiento de los alimentos frescos, cuya tasa se incrementa siete décimas hasta el 4,2%, principalmente por frutas, legumbres y hortalizas. Por el contrario, la tasa de los alimentos elaborados se reduce una décima hasta el 1,1%, la más baja desde enero, debido a la evolución de productos lácteos y, en menor medida, preparados alimenticios, café, cacao e infusiones.  

Los bienes industriales no energéticos son los únicos con una aportación negativa a la variación de la tasa anual del IPC. Su tasa se reduce una décima hasta el 0,2%, arrastrada, sobre todo, por el comportamiento desinflacionista de artículos de uso personal y para el hogar, objetos recreativos y publicaciones, en contraste con la evolución contraria de prendas de vestir, muebles y medicamentos.

Por lo que respecta a la inflación subyacente, se mantiene estable en el 0,4%, que es la más baja desde abr-15.    

Por último, la inflación armonizada (IPCA) se mantiene estable en el -0,6%. Dado que la inflación media de nuestros socios de la UEM se reduce una décima, el diferencial negativo se reduce en la misma cuantía hasta -0,3 puntos, el más estrecho desde febrero.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal