Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / Las ventas minoristas se aproximan a los niveles previos tras el fuerte repunte de junio

Publicado el 29/07/2020

Descargar documento completopdf

En junio, con la desescalada avanzada y el fin del estado de alarma, decretado el día 21, la mayor apertura comercial ha propiciado un notable incremento, el segundo consecutivo, de las ventas minoristas (+18% mensual), de forma que se acorta la distancia a los niveles previos a un 2,4%.

El comportamiento, tanto durante el confinamiento como en la desescalada, está siendo muy dispar por tipo de productos: en un primer momento resistieron mejor las ventas de alimentos, dado que el cierre no afectó a este tipo de establecimientos, y se desplomaron las del resto de bienes; ahora son estas últimas las que se reactivan con fuerza, especialmente las de equipo del hogar, apoyadas por cierto cambio de preferencias a raíz del confinamiento. El gasto en estaciones de servicio y en equipo personal es el que se encuentra más alejado de los niveles previos.

Por CC.AA., las ventas minoristas sufren un mayor castigo en las más dependientes del turismo, sobre todo Canarias y Baleares.

La mejoría de las ventas al por menor en junio respecto al mes anterior es generalizada por tipo de bienes y establecimientos, salvo las de alimentación, que retroceden un 2,1% mensual, en contraste con el fuerte repunte de las del resto de bienes (+41,2%), que habían sido las más afectadas por el estado de alarma (buena parte de los establecimientos se vieron obligados a cerrar).

 

Dentro de las ventas no alimentarias, destaca el vigor de las de equipo del hogar y, sobre todo, personal (+43% y +89,6%, respectivamente), frente a la subida más modesta de las de otros bienes[1] (+19,4%). Por su parte, la mayor movilidad sigue impulsando el consumo de combustibles y, con ello, las ventas en estaciones de servicio (+35%).

Respecto a los niveles de hace un año, las ventas minoristas siguen estando por debajo, si bien el retroceso se amortigua: las ventas[2] (en términos reales) caen, por cuarto mes consecutivo, un 2,4% interanual, muy lejos del desplome de abril (-28,8%); en consecuencia, el descenso acumulado en el 2T20 se sitúa en el 15,9%, lo que supone el peor trimestre de la serie. Por su parte, las ventas nominales caen un 2,2% en el mes y un 16,1% en el trimestre.  

El hecho de que la movilidad por todo el territorio no haya estado permitida hasta la última semana de junio, junto con el mantenimiento del teletrabajo y el descenso del turismo, explica, en gran medida, que las ventas en las estaciones de servicio anoten los mayores descensos interanuales: -34% nominal y -23,6% en volumen.

Por tipo de bienes (en términos reales), caen, tanto las ventas de alimentos (-2,3% interanual), como las del resto de bienes (-2,2%), lastradas por las de equipo personal (-23,3%).   

En cambio, vuelven a terreno positivo, por primera vez desde febrero, las de otros bienes (+0,1%) y, sobre todo, las de equipo del hogar (+9,6%, un ritmo desconocido desde 2010). Como ya sucedió el mes anterior, el peor comportamiento del comercio presencial contrasta con el elevado dinamismo del comercio on-line, que crece un 71,2% interanual, si bien es cierto que pierde ímpetu con la vuelta a la normalidad y cae un 2% en términos mensuales.

Por modo de distribución, las ventas en grandes cadenas y grandes superficies superan ya los niveles de hace un año, con aumentos del 2,8% y 1,9%, respectivamente. En cambio, mantienen la tónica contractiva las ventas en empresas unilocalizadas (-5,3%) y, en especial, en pequeñas cadenas (-14,8%).

A nivel regional, las ventas del comercio minorista crecen en junio en ocho de ellas, destacando Aragón y Asturias, con aumentos en el entorno del 5% interanual; por el contrario, las CC.AA. más dependientes del turismo, en particular los dos archipiélagos, vuelven a sufrir las mayores caídas (-20,4% en Baleares y
-10,2% en Canarias). En lo que va de año, dentro de un descenso generalizado por territorios, también sobresalen negativamente las dos regiones insulares (-16,9% y -14,9%, respectivamente).


[1] Bienes relacionados con la salud (medicamentos), el ocio (papelería, juguetes, artículos de deporte, etc.) y otros (relojería, droguería, artículos de regalo y de viaje, etc.).

[2] Sin estaciones de servicio.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal