Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / Las ventas de las grandes empresas frenan su dinamismo

Publicado el 14/02/2017

Descargar documento completopdf

En línea con la recuperación de la actividad, las ventas de las grandes empresas en España prolongaron en 2016 su senda ascendente y crecieron por tercer año consecutivo, si bien el ritmo (+2,4%) fue la mitad que en 2015. De este modo, tras acumular un aumento del 10,1%, recuperan los niveles de 2011, pero todavía siguen lejos de los máximos anteriores al estallido de la crisis (un 21,3% por debajo). El frenazo de las ventas fue generalizado por destinos y sectores, aunque destaca el notable deterioro de las exportaciones extracomunitarias y el fuerte ajuste de las ventas de la construcción.

Las grandes empresas, si bien representan algo menos del 1% del tejido empresarial, concentran casi las dos terceras partes de la facturación, el 88% de las exportaciones y en torno al 28% del empleo.

Las ventas totales de las grandes empresas[1] crecieron en 2016 un 2,4%, un ritmo muy inferior al del ejercicio anterior (+5%). La evolución a lo largo del año fue de menos a más, con un mal arranque (+1,5% interanual en el 1T16, el peor trimestre en dos años) y una mejoría, no exenta de altibajos, en los meses posteriores (+2,8% en octubre-diciembre).

La intensa ralentización de las ventas el pasado año se debió al deterioro, tanto de las exportaciones (+2,2% vs +6,5%) como de las ventas interiores (+2,5% vs +4,6% en 2015), que representan el 77,6% del total. Dentro de las ventas al exterior, la pérdida de empuje fue generalizada por destinos: por un lado, las dirigidas a la UE (el 55% del total) crecieron un 3,5%, la mitad que en 2015; por otro, las extracomunitarias prácticamente se estancaron (+0,6%, cinco puntos menos que el año anterior y el menor avance desde 2009).

En cualquier caso, las exportaciones, especialmente las destinadas fuera de la UE, se encuentran muy por encima de los niveles de 2007, en contraste con las ventas en el mercado doméstico, que han perdido un 28,3% desde entonces.   

Por sectores, todas las ventas crecieron en 2016, salvo las de construcción, que, tras el repunte del año anterior, retomó la larga senda contractiva (-3,8%), de tal forma que acumula un retroceso del 82,1% desde 2007. Entre el resto, dentro de un tono generalizado de pérdida de vigor, destacan las actividades terciarias (+3%), sobre todo comercio y hostelería (+3,5%) y, en menor medida, transportes y comunicaciones (+3,1%). Por su parte, registraron tasas mucho más modestas las empresas industriales (+1,9%) y las de energía y agua (+1,5%).

La relevancia de las grandes empresas en la economía

Las grandes empresas son aquellas personas físicas o jurídicas cuyo volumen de facturación superó los 6,01 millones de euros durante el año natural inmediatamente anterior. En 2015 (último dato disponible) aumentó su número por primera vez en siete años, un 3% hasta un total de 26.210, una cifra todavía muy inferior al máximo alcanzado en 2008 (un 28,7% menos).

Las grandes empresas representan menos del 1% del total de declarantes del Régimen General del IVA, aunque su peso se aproxima al 65% en la facturación total y al 90% en las exportaciones.

Como refleja la tabla anterior, las grandes empresas operan en todas las ramas de actividad, pero su peso es mucho mayor en algunas actividades, como refino de petróleo, electricidad, fabricación de vehículos o transporte aéreo y por ferrocarril; por el contrario, apenas tienen presencia en construcción, promoción inmobiliaria, hostelería, restauración, transporte por carretera o servicios personales.


[1] Medidas a población constante, corregidas de efecto de calendario y deflactadas.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal