Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / Las ventas de automóviles se hunden en abril

Publicado el 05/05/2020

Descargar documento completopdf

Las matriculaciones de vehículos marcan un nuevo mínimo en la serie disponible en el mes de abril, el primero en el que el canal de distribución del sector permaneció completamente cerrado. El deterioro supera los registros de anteriores recesiones y es generalizado entre turismos y vehículos comerciales ligeros. La reapertura del sector a partir del 11 de mayo permitirá una progresiva recuperación, si bien para el conjunto del año se prevé una caída superior al 40%.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos se desplomaron un 96,5% interanual en abril, marcando por segundo mes consecutivo la mayor caída en la serie disponible, hasta las 4.163 unidades, también mínimo en la serie disponible. En lo que llevamos de año, se han vendido 222.870 turismos, lo que supone una caída de cerca del 50% respecto al mismo periodo del año pasado. El desplome de las ventas responde a las medidas restrictivas puestas en marcha desde la declaración del Estado de Alarma el 14 de marzo, que ha mantenido a la población confinada en sus hogares y a las actividades productivas no esenciales en modo de hibernación. Uno de los sectores más perjudicados ha sido el del automóvil (uno de los pocos sectores industriales que paró su actividad) y, sobre todo, el sector de distribución (concesionarios), también obligados a parar su actividad y sin potenciales compradores.

Entre tipos de canal, el más afectado en abril es el de particulares (solo registra 823 entregas y cae un 98,2% interanual en abril), al tener totalmente limitadas las actividades de venta física para estos clientes; pero la caída también supera el 90% interanual en el caso de empresas y alquiler. En lo que llevamos de año, la lectura es la contraria: el canal de alquiler es el que peor se está comportando (-58% interanual), lo que no sorprende, teniendo en cuenta que está mucho más ligado al sector turístico, especialmente afectado por la crisis sanitaria.

Todos los segmentos de turismos recortan sus ventas, con caídas generalizadas superiores al 90% interanual, si bien, teniendo en cuenta lo que llevamos de 2020 (enero-abril), se observa un mayor deterioro en el segmento del monovolumen (caídas interanuales entre el 55%-60%), una pérdida de cuota en el mercado español que podría estar favoreciendo al segmente SUV premium, que registra las menores caídas (-22% en lo que llevamos de año). Por tipo de carburante, han venido ganando cuota de mercado tanto gasolina (59,7% en abril vs 53,9% en enero) como diésel (29,1% vs 27,7% en enero) a lo largo de este año; frente a la pérdida de cuota de otros carburantes (incluye vehículos eléctricos, híbridos o GNP, entre otros), que apenas suponen el 11,2% del total de turismos matriculados. Todo ello, a pesar de que las nuevas medidas medioambientales y los cambios legislativos sugieren que habrá una mayor preferencia por los turismos de otros tipos de carburante.

Dado que el lastre de la crisis sanitaria ha sido común a todas las regiones, el deterioro de abril fue generalizado entre CCAA, con caídas interanuales superiores al 95% interanual en todas las regiones. La lectura de las ventas en lo que llevamos de año permite destacar menos negativamente los casos de Castilla la Mancha, (-43%), Cantabria (-44%) y Extremadura (-46%), si bien con escaso peso en el total de ventas nacional (apenas representan el 4,5% de las matriculaciones totales). Entre los grandes mercados nacionales, destaca positivamente Madrid, donde, a pesar de ser la región de mayor incidencia de la crisis sanitaria, las ventas cayeron levemente por debajo de la media nacional (-47%). Por el contrario, destaca negativamente la Comunidad Valenciana (-54%), la primera región donde se detectó el foco del COVID-19.

Todas las grandes marcas sufrieron caídas en torno al 90% interanual en abril. En términos acumulados en los cuatro primeros meses, se observan más diferencias entre las diez principales marcas que se comercializan en el mercado nacional. Destacan de forma negativa las marcas europeas Opel (-55,9% interanual en el año), Renault (-56,6%) y Peugeot (-51,4%) lo que refleja la crisis que ya venía azotando al sector automovilístico europeo en los últimos años y, probablemente, la incidencia de la crisis sanitaria en el continente europeo. Por el contrario, las caídas son más modestas en el caso de la coreana Kia (-36,1%) y la japonesa Toyota (-31,8%). Las ventas en Seat se comportan algo mejor de lo esperado y "tan solo" caen un 44% en lo que llevamos de año, cerca de 5 puntos porcentuales menos de la media.

En cuanto a los vehículos comerciales ligeros, se matricularon 1.822 vehículos en abril, una caída del 91% interanual y un 49,1% en el acumulado del año (38.106 unidades entre enero y abril). El descenso de matriculaciones ha afectado a todos los canales que han visto reducidas sus ventas, especialmente el de autónomos con una caída del 95%. Por último, las ventas de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses se vieron menos perjudicadas que el resto de vehículos, dado que no toda la actividad industrial se ha visto afectada por el estado de alarma: cayeron un 55% en abril, hasta las 905 unidades; si bien, en lo que llevamos de año "tan solo" han caído un 26%.

El pésimo registro de marzo y abril no sorprende, teniendo en cuenta, por un lado, las medidas de confinamiento de la población desde el comienzo del estado de alarma a mediados del mes de marzo y, por el otro, el cierre de los concesionarios y de la rama comercial y de distribución del sector, con el cierre de las actividades no esenciales. Cabe señalar que el sector del automóvil es, junto con el de turismo, uno de los mayores perjudicados de la actual crisis sanitaria, puesto que al desplome de la demanda se une los problemas en la cadena global de oferta, que dificulta la consecución de suministros para la industria. Los concesionarios han cerrado durante todo el mes de abril y las escasas matriculaciones registradas responden a compromisos previos. La apertura en los próximos días de los concesionarios con el inicio de la Fase 1 (a partir del 11 de mayo) del Plan de Transición del Gobierno, a través de cita previa y con estrictos protocolos sanitarios y de seguridad, permitirá registrar más ventas de vehículos a partir de mayo, pero no esperamos que el sector retome una actividad significativa antes del 3T20. Según las previsiones de la patronal de fabricantes de automóviles, ANFAC, 2020 cerrará con la matriculación de unos 700.000 turismos, lo que supone un descenso del 40%-45% respecto a 2019.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Actualidad

Fin del contenido principal

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.