Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La venta de viviendas supera en noviembre los niveles de 2019

Publicado el 20/01/2021

Descargar documento completopdf

Las transmisiones de vivienda recuperaron niveles pre-crisis en noviembre, por primera vez desde el estallido de la pandemia, gracias al repunte en las ventas de vivienda usada. Entre regiones, la mejora está siendo desigual, destacando de forma positiva Extremadura y Asturias y, negativamente, las regiones insulares.

En noviembre, se inscribieron 39.653 operaciones de compraventa de vivienda, nuevo máximo mensual desde el estallido de la pandemia y un 1,9% por encima de los niveles de 2019, la primera tasa interanual positiva desde febrero. Cabe señalar que la mejora es modesta pero meritoria, ya que se produce en medio de la segunda ola del virus, durante el otoño del año pasado, con restricciones de movilidad en algunas CCAA. A falta tan solo del dato de diciembre, el acumulado del año se salda con unas 90.000 operaciones menos de compraventa que en 2019 y una caída levemente por debajo del 20% anual.

Entre tipos de vivienda, la mejora fue generalizada en noviembre, pero se debió en mayor medida al repunte en la vivienda usada: +2,2% interanual, la primera tasa positiva desde el estallido de la pandemia. Por su parte, parece que el repunte de las operaciones de vivienda nueva se ha moderado desde aquel +30% registrado en septiembre hasta el +0,6% de noviembre: probablemente, aquellas tasas estaban infladas y las actuales están corrigiendo ese exceso. En media, las operaciones de vivienda nueva están liderando la recuperación de la actividad: en lo que llevamos de año, las compras de nueva acumulan una caída del 13%, frente al 21% en la usada. Por otro lado, según el régimen de propiedad, la vivienda libre registra también su primera interanual positiva (+2,4% vs -13%), mientras que la protegida mejora levemente, pero sigue por debajo de los niveles de 2019 (-3,0% vs -17%).

Entre CCAA, se observa una recuperación desigual, en base a tendencias pre-COVID. En principio, la incidencia de la segunda ola del virus no ha afectado de forma determinante al dato de noviembre; aunque ha habido restricciones a la movilidad, los registros han permanecido abiertos.

En el lado positivo, las ventas aumentaron con fuerza en noviembre en Castilla La Mancha, Asturias (repuntes por encima del 30%), Extremadura y Castilla y León (aumentos por encima del 20%). Las dos Castillas y Extremadura retoman la tendencia positiva de 2019, mientras que las operaciones se están reactivando en Asturias, después de caer con fuerza en 2019.

En el lado negativo, destaca Baleares (caídas por encima del 15% interanual), seguida, de lejos, por Andalucía, Murcia, Navarra y Canarias. Mención especial merecen las regiones insulares, que atraviesan no solo por dificultades coyunturales (debido a su especial dependencia del turista extranjero), sino que las ventas ya venían cayendo con fuerza antes de la llegada de pandemia (fueron las regiones donde más cayeron las compraventas en media de 2019).

En el medio plazo, la evolución del sector sigue condicionada a la superación de la crisis sanitaria y a la mejora del clima de confianza y expectativas. Los condicionantes financieros siguen siendo favorables y si bien la renta de los hogares ha registrado una caída, ésta se ha visto amortiguada por los ERTES y los estabilizadores automáticos, por lo que cabe esperar una significativa reactivación a medida que se disipe la incertidumbre.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal