Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La producción industrial mejora ligeramente en enero

Publicado el 08/03/2019

Descargar documento completopdf

Tras el fuerte ajuste anotado en el tramo final del pasado año, era previsible que la producción industrial (IPI) arrancara 2019 con una mejoría, que corrigiera parcialmente el retroceso anterior; en este sentido, el crecimiento de enero ha sido ha sido el más intenso en 10 meses. En todo caso, hay que tener en cuenta que este dato se ve afectado por el pésimo registro de hace un año, que genera un efecto escalón; además, está muy condicionado por el tirón de las ramas energéticas, en especial el suministro de electricidad y gas.

En general, otros indicadores de la industria, como creación de empleo, confianza o entrada de pedidos, apuntan a un comportamiento débil del sector.  

El IPI creció en enero un 2,4% interanual, el mayor avance desde mar-18 y que contrasta con el mal registro del 4T18 (-2,8%).

  

Por componentes, todos mejoran su comportamiento en enero respecto al tramo final de 2018, especialmente el de bienes de equipo (+4,4% interanual, el mayor avance en seis meses) y el de bienes de consumo (+3,1%, un ritmo desconocido desde mediados de 2017). Por su parte, los bienes energéticos registran el primer dato positivo en cuatro meses (+2,3%) y los intermedios un modesto 0,6%.

Por actividades, las más dinámicas el pasado mes de enero fueron material de transporte (+8,5% interanual), otras industrias manufactureras (joyería, artículos de deporte, juguetes, etc.) (+9,3%) y, sobre todo, fabricación de productos informáticos (+15,4%). No obstante, la actividad que tuvo una mayor contribución positiva a la tasa de variación del IPI y que explica la intensa mejoría respecto al 4T18 es suministro de electricidad y gas, que contrarresta el mal comportamiento de confección, material y equipo eléctrico y refino de petróleo.   

En líneas generales, los últimos indicadores relativos a la industria muestran claras señales de debilitamiento: (i) la afiliación aumentó en enero-febrero un 1,8% interanual, el ritmo más bajo en cuatro años, (ii) la entrada de pedidos registró en dic-18 la caída más intensa desde jul-16 (+8,3%), (iii) el PMI (índice de gestores de compras) de la industria manufacturera se encuentra en niveles contractivos (por debajo de 50) por primera vez desde finales de 2013 (49,9 en febrero), (iv) la confianza en el sector se deteriora con intensidad y cae en los dos primeros meses del año a mínimos desde el cierre de 2014 (-4,6), y (v) el consumo de energía eléctrica de las grandes empresas industriales encadena nueve meses de caídas (-3,1% en enero). La señal más positiva procede del elevado grado de utilización de la capacidad productiva, que está en máximos desde 2008 (80,6% en el 1T19) y seguirá estimulando la inversión.

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal