Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La posición financiera de la economía frente al exterior mejora sensiblemente

Publicado el 30/06/2017

Descargar documento completopdf

En los primeros tres meses del año se prolongó la senda de mejoría, prácticamente ininterrumpida desde finales de 2014, del saldo financiero de la economía española: registró capacidad de financiación por primera vez en un primer trimestre (1.498 millones de euros vs -422 millones un año antes), gracias a la favorable evolución de la posición financiera de AA.PP. y empresas, en cuyas rentas se deja sentir positivamente el mayor dinamismo económico. Por el contrario, los hogares anotaron la mayor necesidad de financiación en un primer trimestre desde 2008, debido al aumento de su consumo e inversión en vivienda, en un contexto de débil avance de su renta.

Mientras que la inversión del conjunto de la economía se mantiene en el 20,4% del PIB, el ahorro alcanza máximos desde 2006 (22,5%).

La economía española generó en el 1T17 capacidad de financiación, algo que no había sucedido nunca en un primer trimestre desde que se dispone de datos (la serie arranca en 1999), por un importe de 1.498 millones de euros (-422 millones en el 1T16), lo que supone el 0,5% del PIB trimestral. En términos acumulados de los últimos cuatro trimestres, la capacidad de financiación alcanza máximos históricos: 24.672 millones (2,2% del PIB vs 2% en el conjunto de 2016).

 

La mejoría de la posición financiera de la economía en el arranque del ejercicio se debió, básicamente, a la reducción del déficit de las AA.PP. y a la mayor capacidad de financiación de las empresas, lo que compensó ampliamente el fuerte deterioro registrado en el caso de los hogares.

Por tercer trimestre consecutivo, las AA.PP. mejoraron su saldo, de modo que, en términos anuales, el desequilibrio se situó en mínimos desde 2008: 47.253 millones de euros, cantidad equivalente al 4,2% del PIB (4% descontadas las ayudas al sistema financiero vs 4,3% en 2016): se trata, en todo caso, de una cifra alejada aún del objetivo fijado para todo el año (3,1%).

Aunque en el periodo enero-marzo el gasto en consumo del sector público repuntó (+1,5% interanual vs +0,1% anterior), la recaudación por impuestos creció por encima, tanto los indirectos (+2,8%) como, sobre todo, los directos (+4,1%). En consecuencia, el sector público registró ahorro en un primer trimestre por primera vez desde 2009 (2.367 millones de euros vs -1.298 millones en el 1T16). Por lo que respecta a la inversión, creció muy levemente, apenas un 0,6%.

En cuanto a las empresas, la mejora de la actividad económica general ha impulsado un fuerte crecimiento de  su capacidad de financiación, un +34,1% interanual, hasta 15.687 millones de euros: por un lado, su renta disponible quebró la senda de desaceleración de los últimos trimestres y creció un 11%, impulsada por el repunte del excedente bruto de explotación (+6,7%, siete décimas más que en el 4T16), un ritmo superior al de los pagos por impuestos (+4,8%). La renta resultante, más las transferencias netas de capital recibidas (1.549 millones), fue más que suficiente para financiar la inversión, que creció un 4,1% hasta 38.664 millones, el mejor registro en un primer trimestre de los últimos nueve años. La capacidad de financiación acumulada en el último año por el sector empresarial asciende a 34.909 millones de euros, la cifra más alta desde el arranque de 2011 (3,1% del PIB, tres décimas más que al cierre del pasado año).

Por otro lado, los intereses pagados por las empresas se siguen reduciendo: en términos anuales se sitúan en 14.657 millones de euros, la cantidad más baja desde 1999 y muy inferior a la registrada a finales de 2008, cuando superaban los 63.000 millones (en términos de PIB han pasado del 5,7% al 1,3%).

Cuentas No Financieras de los hogares

El avance de la RBD de las familias se ralentizó ligeramente en el 1T17, cuatro décimas hasta el 1,9% interanual: mientras que el excedente bruto de explotación y la remuneración de asalariados crecieron un 2,3% y un 3%, el pago de impuestos directos aumentó un 4,6%.

El pago de intereses de las familias, en términos anuales, se situó en 5.990 millones de euros, el 0,9% de la RBD, cuando en los máximos de 2008 esas cifras eran 40.764 millones y 5,9%. En cuanto a los intereses cobrados, también se reducen, hasta 7.598 millones.

Por lo que respecta al gasto en consumo final de los hogares (en términos nominales), se vio afectado por el fuerte repunte de la inflación en los primeros meses del año y creció muy por encima de la RBD, un 4,9%, la tasa más alta en nueve años. Como resultado, el ahorro fue muy negativo (desahorro): -5.573 millones de euros, el peor registro de la serie en un primer trimestre (-826 millones un año antes). Por su parte, en términos anuales el ahorro cae hasta el 7% de la RBD, siete décimas menos que en 2016 y la tasa más baja desde el 2T08.

Dado que las escasas transferencias netas de capital recibidas (apenas 191 millones de euros) no compensaron el ahorro negativo y la inversión se disparó un 33% hasta 9.852 millones, la cifra más alta en un primer trimestre desde 2011, los hogares registraron en el 1T17 una abultada necesidad de financiación: 15.234 millones, cantidad que duplica la del año anterior. Por su parte, aunque en términos acumulados de cuatro trimestres se sigue contabilizando capacidad de financiación, ésta es la más baja de los últimos seis años: 13.887 millones de euros, que equivalen al 1,2% del PIB (1,9% en 2016).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal