Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La inmigración vuelve a ser el motor de crecimiento de la población

Publicado el 25/06/2019

Descargar documento completopdf

La población residente creció en 2018 por tercer año consecutivo, alcanzando los 46,9 millones de habitantes, récord que supera el máximo de 2012. Aumentó la llegada de inmigrantes y descendió la salida de emigrantes, de modo que el saldo migratorio neto fue positivo en 333.672 personas, compensando con creces la negativa dinámica vegetativa. Además, por primera vez desde el estallido de la crisis y gracias al buen tono de la economía española y del mercado laboral, el saldo migratorio de los españoles también se tornó positivo, con un retorno neto de 3.475 españoles.

Según las Cifras de Población que elabora el INE, al 01/01/2019 la población residente en España era de 46,9 millones de personas, 276.185 personas más que a inicios de 2018 (+0,59%), duplicando el ritmo de crecimiento registrado en 2017 (+0,28%) y superando en 116.416 habitantes el máximo de 2012.

La llegada de personas del extranjero aumentó un 20,8%, mientras que la salida de personas al extranjero disminuyó un 16,1%. Respecto a las inmigraciones, aumentaron tanto las de ciudadanos extranjeros (+23,2%, hasta suponer el 87% del total de inmigrantes) como las de españoles que retornaron[i] (+7,1%). El 74% de los emigrantes fueron extranjeros que salieron de España (-19%), mientras que el número de españoles que emigraron disminuyó por tercer año consecutivo (-7,6%).

Como consecuencia de este comportamiento demográfico, el peso en España de los ciudadanos extranjeros ha aumentado y se sitúa en 10,3%, porcentaje inferior al máximo alcanzado entre 2009 y 2010 (11,6%).

Atendiendo a la nacionalidad de los residentes, en 2018 las poblaciones que más aumentaron fueron las de venezolanos (+47%), hondureños (+32,4%) y colombianos (+25,1%); por el contrario, los mayores descensos fueron de bolivianos (-6,5%) y ecuatorianos (-3%). El número de británicos residentes repuntó un 0,8% tras el -2,6% de 2017 y el de alemanes retrocedió un 0,1%.

Por otro lado, Reino Unido, Francia y EE.UU. siguieron siendo los destinos favoritos de los emigrantes españoles en 2018, mientras que el mayor volumen de españoles que retornó procedió de Venezuela, Ecuador y Reino Unido.

Por CCAA, Baleares, Madrid, Canarias, Cataluña, Navarra y Murcia registraron un crecimiento de la población superior al de la media nacional. Por el contrario, la población residente descendió en cinco comunidades (tres menos que en 2017), entre las que destacaron Asturias, Extremadura y Castilla y León.

En 2018, 359.135 personas cambiaron de CCAA de residencia, un 4,9% más que en 2017. Madrid fue el principal destino de estas migraciones interiores y, junto a Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana, concentró el 51% de las llegadas de residentes de otras CCAA. Madrid fue la comunidad más beneficiada por la migración interregional, mientras que Andalucía fue la que acusó el mayor descenso de población a favor de otra CCAA.


[i] Retornos o personas con nacionalidad española no nacidas en España

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal