Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

 

España / La inflación se modera en 2017 hasta el 1,1%

Publicado el 12/01/2018

Descargar documento completopdf

Tras arrancar el año con un fuerte repunte (3%, máximo desde 2012), la inflación cerró el pasado ejercicio en el 1,1% (1,6% en dic-16), una décima menos de lo avanzado por el INE hace dos semanas. En todo caso, la inflación media anual fue la más alta en cinco años (2% vs -0,2% en 2016). Además de corregirse el escalón de las mayores subidas de los carburantes del año anterior, también contribuyeron a moderar la inflación los bienes industriales, sobre todo artículos para el hogar y prendas de vestir, y los servicios, principalmente comunicaciones, turismo y hostelería; en cambio, los alimentos actuaron en sentido opuesto, impulsados por frutas y aceites. De este modo, España volvió a tener un diferencial de inflación negativo con la UEM (-0,2 puntos vs 0,3 puntos un año antes), mientras que la subyacente acabó en el 0,8%, dos décimas menos que un año antes y el mejor cierre desde 2014.

La fuerte tendencia alcista del precio del petróleo en los últimos meses y el impacto de la sequía sobre los precios de los alimentos han deteriorado las expectativas de inflación; esperamos que 2018 cierre en torno al 1,6%, lo que daría una media anual del 1,8%. 

La reducción de la tasa de inflación en 2017 (medio punto menos que en dic-16) se explica, básicamente, por el comportamiento de los productos energéticos, cuyos precios crecieron un 2,6% interanual (5,3% un año antes), gracias a los carburantes y combustibles, que se encarecieron un 3,8% (6% en 2016). Esto, a su vez, se trasladó a los precios del transporte (1,9% vs 4,7%), que explican, por sí solos, cuatro de las cinco décimas de bajada de la inflación general en el último año.

Los bienes industriales no energéticos también contribuyeron a la moderación de la tasa de inflación el pasado año, con una caída de sus precios del 0,3% (+0,6% un año antes), el mayor descenso al cierre de un ejercicio desde 2013. Destaca el comportamiento desinflacionista de artículos para el hogar y de uso personal, publicaciones y vestido y calzado.

En el caso de los servicios, cuya tasa de inflación se redujo tres décimas en 2017 hasta el 1,3%, al comportamiento de la tasa del transporte antes comentado se añadió el de comunicaciones, servicios médicos y turismo y hostelería.

La alimentación fue el único grupo que tuvo un comportamiento inflacionista el pasado año, al aportar dos décimas a la variación de la tasa general. Sus precios aumentaron un 1,7% (0,8% en dic-16), como consecuencia de la evolución de sus dos componentes, tanto el de alimentos elaborados (1,2% vs 0,2%), donde destacan aceites y grasas, tabaco y, en menor medida, productos lácteos, como el de los frescos (2,8% vs 2,1%), por el intenso repunte de los precios de algunas carnes, pescado y, sobre todo, frutas.

Por lo que respecta a la inflación armonizada (IPCA), cerró 2017 en el 1,2%, dos décimas menos que en dic-16. Por primera vez desde nov-16, esta cifra es inferior a la media de la UEM, cuyo dato es aún provisional: en concreto, el pasado mes de diciembre el diferencial se situó en -0,2 puntos (0,3 puntos un año antes).

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal