Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La inflación repunta por el efecto de la Semana Santa

Publicado el 14/05/2019

Descargar documento completopdf

Como era previsible, la inflación repunta en abril dos décimas hasta máximos de cinco meses (1,5%), impulsada, fundamentalmente, por los precios relacionados con el turismo y la hostelería, dado el distinto calendario de la Semana Santa (en 2018 se celebró en marzo y este año, en abril). En sentido contrario contribuyeron el resto de componentes, sobre todo algunos servicios (telefonía), alimentos frescos (frutas y pescados) y energía.

Tras el dato de abril, que está en línea con lo que anticipábamos, mantenemos nuestras previsiones de inflación para el resto del año: cerrará alrededor del 1,5%, lo que daría una media anual en el entorno del 1%.

La inflación de los servicios repunta con fuerza, seis décimas hasta el 1,7%, la más alta en 11 meses. Los precios de turismo y hostelería explican por sí solos las dos décimas de subida de la inflación general, destacando el encarecimiento de los paquetes turísticos, en contraste con la bajada de hace un año, y de los servicios de alojamiento, cuyos precios suben más que en abr-18. También contribuyeron al repunte de la tasa de los servicios, aunque en menor medida, los precios del transporte, en especial el aéreo.

En cuanto a la inflación de los bienes industriales no energéticos, se estabiliza en el 0,2%: frente al encarecimiento de medicamentos y artículos para el hogar, se comportaron en sentido opuesto objetos recreativos y publicaciones.

La alimentación reduce su inflación una décima hasta el 0,8%, la más baja desde ago-17, gracias al comportamiento de sus dos componentes. Por un lado, la tasa de los alimentos frescos se reduce dos décimas hasta el 1,8%, arrastrada por frutas y pescado; en el caso de los elaborados, su tasa se sitúa en el 0,3% (0,4% anterior), la más baja en dos años, gracias a aceites, productos lácteos y bebidas alcohólicas.

La inflación de los productos energéticos también se redujo, dos décimas hasta el 5,4%, fruto, sobre todo, de la menor subida del precio de carburantes y combustibles respecto al mismo mes de 2018.

Como consecuencia de la evolución antes comentada de sus componentes, la inflación subyacente se sitúa en el 0,9%, dos décimas más que en marzo y la más alta en lo que va de año.     

Por último, la inflación armonizada (IPCA) también aumenta, en este caso tres décimas hasta el 1,6%. Teniendo en cuenta que la inflación media de la UEM repuntó en la misma cuantía, el diferencial con nuestros socios se mantiene en -0,1 puntos.  

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal