Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Búsqueda avanzada

Está usted en:

Comienza el contenido principal

España / La inflación quiebra la senda descendente, pero se mantiene en niveles reducidos

Publicado el 13/12/2019

Descargar documento completopdf

Por primera vez en cuatro meses, la inflación repunta en noviembre, tres décimas hasta el 0,4%. Dentro de una evolución alcista casi generalizada por componentes, destaca el repunte de las tasas de productos energéticos (carburantes) y alimentos, sobre todo frescos (frutas y pescados).

La subida de la inflación en noviembre está en línea con lo que preveíamos, dado que se produce un efecto comparación con las fuertes caídas de los precios de la energía en los últimos meses de 2018. En consecuencia, mantenemos nuestra previsión para los próximos meses: cerrará 2019 cerca del 1% (0,7% de media anual), mientras que el próximo año prolongará la suave senda ascendente, aproximándose al entorno del 1,5% (1,3% de media).

Aunque la inflación de los productos energéticos se mantiene desde junio en terreno negativo, en noviembre repunta 1,3 puntos hasta el -5,2%, como consecuencia de la estabilización de la tasa de carburantes y combustibles, en contraste con el retroceso de hace un año; esto, a su vez, se traslada a los precios del transporte (0,4% vs -0,8% en octubre). En sentido contrario evolucionaron los precios de la electricidad y del gasóleo para calefacción, que caen más que hace un año, lo que repercute en los precios asociados a la vivienda (-4,1% vs -3,9%).

Otro grupo con un comportamiento inflacionista es la alimentación: su tasa se sitúa en el 1,5%, cuatro décimas más que en octubre y la más alta del último año, impulsada por sus dos componentes, sobre todo los alimentos frescos (2,7% vs 1,8% anterior), debido a la evolución de los precios de frutas, pescados y, en menor medida, carnes. En el caso de los alimentos elaborados, sus precios crecen un 0,9%, dos décimas más que el mes anterior y la tasa más alta desde oct-18; a este repunte contribuyen agua mineral, refrescos, zumos, productos lácteos y, en especial, aceites y grasas.

La inflación de los servicios también repunta, aunque más levemente que energía y alimentación: una décima hasta el 1,5% (desde junio viene moviéndose entre el 1,4% y el 1,5%). Al comportamiento alcista antes comentado de los precios del transporte se añade el de turismo y hostelería, en especial los paquetes turísticos, que se abaratan este año menos que en nov-18.

El de bienes industriales no energéticos es el único grupo que ve reducir su tasa de inflación, una décima hasta el 0,4%, gracias, sobre todo, a medicamentos, publicaciones y artículos para el hogar.

Por lo que respecta a la inflación subyacente, se mantiene, por tercer mes, en el 1%.     

Por último, la inflación armonizada (IPCA) aumenta tres décimas hasta el 0,5%, de modo que el diferencial negativo con la media de la UEM se estabiliza en -0,5 puntos.  

Acceder a los números anteriores

Bankia Estudios

Compartir:

Síguenos

Actualidad

Fin del contenido principal